Blogia

Murcialiberal

A ZP le dió un mal aire en Copenhague

A Zapatero le tuvo que dar un mal aire antes de entrar a dar el discurso en la cumbre de Copenhague. De otra forma no se explica que, ante la atenta (se supone) mirada de la mayoría de los jefes de Estado del mundo, dijera sin mover una ceja siquiera:"la tierra no pertenece a nadie...salvo al viento". Espero que en la cena que la Reina Margarita de Dinamarca ofrece esta noche a los mandatarios presentes en la Cumbre no se lo ocurra tener otra iluminación de las suyas. Una sola mirada de la anfitriona podría hacer que hasta el mismísimo Rodríguez Zapatero llegara a ruborizarse.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Alegraos

Francisco Rodríguez Barragán / Cada año, cuando llegan estos días, nos ocupamos de hacer llegar a nuestros amigos algún mensaje que les haga saber nuestro deseo de que sean felices. Por mi parte utilizo las palabras de San Pablo: estad alegres, os lo repito, alegraos. Pero ¿qué motivos hay para estar alegres, cómo podemos estar alegres en medio de tanta crisis, tantos problemas, tanto dolor?

Lo que os deseo no es que hagáis un pequeño paréntesis, unos días de jolgorio, para volver a los mismos problemas, las mismas dificultades, sino que os instaléis en una permanente alegría que nada ni nadie os pueda arrebatar. Dentro de nosotros existe una hondura, casi siempre inexplorada, donde podemos encontrarnos con Aquél que es fundamento de todo lo que existe, la roca segura donde edificar nuestra vida, donde ponernos a salvo.

En el correr inestable de los días, sufrimos el suplicio de los acontecimientos favorables o adversos que se suceden sin tregua. Nuestros deseos, siempre incolmables, nos zarandean cada día, nos inquietan los logros que deseamos alcanzar, nos asusta lo que podemos perder, sufrimos hasta por cosas que no llegan a ocurrir. La felicidad quizás sea algo que recordamos del pasado o algo que esperamos de un futuro incierto.

Las olas del océano pueden levantarse embravecidas en la tormenta, pero debajo de la superficie hay calma y estabilidad. Lo mismo pasa en nosotros. Debajo del agitado devenir de los días, tenemos en el espesor de nuestra alma un espacio sagrado y seguro. Sólo hay que armarse de valor y bajar a estas profundidades de nuestro ser donde, despojados de todos nuestros disfraces, nos encontremos a nosotros mismos ante Dios, fuente de alegría, sostén de toda esperanza.

Los problemas, las preocupaciones o los sufrimientos no van a desaparecer pero habremos descubierto el lugar donde encontrar la paz y la alegría, una alegría que nadie nos podrá quitar, distinta a la que ofrece el mundo, hecha de consumo y diversión. Una alegría que podemos compartir, sin que se agote nunca, con la gente que nos rodea. Podemos ser personas que viviendo los mismos problemas que los demás mantengamos la paz y la alegría y demos razón de nuestra esperanza.

Esa es la alegría que deseo a todos mis amigos, de la tuvimos noticias gracias a Jesús, el Hijo de Dios, cuyo nacimiento vamos a celebrar, que nos mostró el amor que Dios no tiene y que ha hecho morada dentro de nosotros.

Y si llueve, ¿qué hacemos?

Y si llueve, ¿qué hacemos?

Hombre, no estamos precisamente en el paraíso de las precipitaciones abundantes, pero de vez en cuando le da al clima por estos lares por ser especialmente caprichoso y dejarnos sorpresas inesperadas en forma de lluvia (y con lo que está cambiando, puf).

Una juez paralizó ayer los trabajos arqueológicos que se llevaban a cabo en el antiguo jardín de San Esteban porque una masa de gente liderada por el profesor del Toro denunció judicialmente el problema. Ellos, que se han proclamado como los mayores defensores del patrimonio cultural de Murcia, pueden provocar con su actitud la verdadera ruina de la ruina (y perdón por el pleonasmo). Porque, si llueve, ¿qué hacemos?

Lo primero sería que el profesor del Toro y sus fieles seguidores recogieran sus bártulos de las inmediaciones de San Esteban para presentarse en sede judicial y, por ejemplo, abrazar entre todos el palacio de Justicia para esperar a que su señoría tenga a bien revocar de manera urgente la medida cautelar. Eso sería lo mínimo.

Y es que son las 20 horas del día 10 de diciembre de 2009 y allí, según dicen, no mueve nadie un ladrillo.

¿Cuándo empezarán de nuevo los trabajos?

Los fallos de los expertos

Francisco Rodríguez Barragán / Los expertos son aquellas personas capaces de explicar "científicamente" por qué las cosas no ocurrieron como ellos pronosticaron. El colegio de augures de Roma, creo que contaba tan sólo con cuatro miembros, que se dedicaban a predecir el resultado de las acciones políticas o militares de la República o el Imperio, escudriñando el vuelo de las aves, su forma de comer o el estado de sus vísceras. Ignoro las veces que acertaron o se equivocaron, aunque en otras ocasiones sus dictámenes sirvieron para suspender las acciones consultadas.

Ahora, que pensamos estar más civilizados que entonces, en lugar de augures contamos con expertos, miles de expertos. Ellos elaboran estadísticas, proyecciones, índices y otras herramientas sobre las cuales se planifica la política, la economía, la educación, la población, la guerra, el clima, el futuro, en fin.

Naturalmente ese futuro resulta a menudo bastante diferente a lo previsto, pero los expertos explicarán, sin inmutarse, los procesos causales de la nueva realidad y propondrán de inmediato otros planes y otras soluciones.

Pensemos en cualquier obra pública, cuya planificación y ejecución ha sido encargada a expertos altamente cualificados. Lo más probable es que el costo y el tiempo de ejecución de la misma sean muy superiores a lo previsto.

Los americanos deciden ir a la guerra para la que cuentan con una gigantesca red de expertos en todo, armas eficaces y recursos económicos. Ellos pondrán orden rápidamente en cualquier punto del planeta, ya sea Corea, Vietman, Kuwait, Irak o Afganistán. Pues no, las cosas no salen como pensaban y esto pasa una y otra vez. Las victorias que alcanzaron contra los españoles en Filipinas, contra los alemanes en dos guerras mundiales o contra los japoneses, lanzándoles la bomba atómica, quizás les hicieron creer a sus expertos que lo mismo pasaría con las demás. Las cosas siempre ocurren de forma distinta. Ni Corea ni Vietman, parecen haberles enseñado nada.

Armados de una potente doctrina revolucionaria, un poder omnímodo y unos decididos planificadores, los soviéticos fueron hundiendo a medio mundo en la miseria, plan tras plan, hasta la implosión de su régimen en 1989. En Occidente y en América Latina, muchos expertos en marxismo siguieron y siguen organizando sus partidos comunistas, sin enterarse de nada.

Después de la caída del muro y el fin del régimen comunista, las democracias capitalistas se sintieron satisfechas con el crecimiento de su desarrollo técnico, de sus libertades, de sus instituciones, de su nivel de vida. Como las cosas iban viento en popa, los políticos y sus expertos asesores, pensaron que todo podía seguir así. Pero de pronto aparece la crisis financiera y el mundo entero entra en convulsión. Uno puede preguntarse cómo es posible que los expertos financieros, que pueblan los gabinetes de los grandes bancos, no barruntaran la catástrofe y siguieran invirtiendo en Lehman Brother, por ejemplo.

Pienso que pueden fabricarse teorías, proyecciones, planes, índices y leyes de economía sostenible, pero no hay manera de tabular la conducta humana. No sé si los expertos llegarán a reconocer, alguna vez, que no pueden prever las ocurrencias de los políticos, el egoísmo de los financieros o el rencor de los terroristas entre las variables de sus estadísticas, de sus previsiones.

El afán de ganancia de los financieros, la búsqueda de votos de los políticos, los intereses de las poderosas multinacionales, los designios de cambiar la sociedad desde posiciones poderosas, nada democráticas. Todo ello y muchas cosas más, hacen que vivamos en un mundo complicado con un futuro incierto, por más que miles de expertos crean que tienen la solución.

Cada vez soy más escéptico con tantos planes, tantas reuniones de alto nivel, tantas conferencias internacionales pero creo que hay valores que no cotizan en bolsa pero que son los únicos que pueden garantizar nuestra existencia: el trabajo bien hecho, la honestidad, la honradez, el cumplimiento de la palabra dada, la sobriedad, el esfuerzo, la búsqueda de la verdad y en definitiva el amor, la única fuerza capaz de construir un mundo nuevo donde habite la justicia.

Diferencia entre progres y conservadores

"Los progres pueden ser cualquier cosa menos tolerantes, que es justo de lo que presumen. Es más, se muestran siempre dispuestos a legislar en contra de todo lo que no les guste, despreciando las demás opiniones e imponiendo las propias. Otra característica progre es el uso descarado del dinero público, al que siempre recurren cada vez que sus incompetentes profesiones o actividades les dejan en la miseria. Veamos unos cuantos ejemplos de comportamiento progre respecto a los conservadores, gente que, por el contrario, posee una marcada tendencia a valerse por sí misma:

-Si a un conservador no le gustan las armas, no se compra una.

Si a un progre no le gustan las armas exige que se prohíban.

-Si un conservador es vegetariano, no come carne.

Si un progre es vegetariano pide que sean prohibidos todos los productos cárnicos.

-Si un conservador detecta una amenaza contra su país piensa en cómo derrotar al enemigo.

Un progre se pregunta cómo podría rendirse con elegancia para que se viera bien.

-Si un conservador es homosexual maneja su vida sin alboroto.

Si un progre es homosexual demanda que se legisle al respecto.

-Si un negro es conservador se ve a si mismo como independiente exitoso.

Sus homólogos progres, se ven a sí mismos como víctimas necesitadas de protección gubernamental.

-Si un conservador está en bancarrota y sin trabajo piensa en cómo mejorar su situación.

Un progre se pregunta quién se hará cargo de él.

-Si a un conservador no le gusta lo que se dice en un show de TV, cambia de canal.

Los progres exigen que sean cerrados los shows que a ellos no les gusten.

-Si un conservador es no creyente, no asiste a la iglesia.

Un progre no creyente quiere que se prohíba cualquier mención religiosa o de Dios.

-Si un conservador cree que necesita un plan de salud lo compra o busca un trabajo que lo ofrezca.

Un progre exige que el resto de nosotros paguemos por el suyo.

-Si un conservador está en una tienda se resbala y cae, se levanta, ríe y se siente avergonzado.

Si es un progre quien resbala y cae, se lleva las manos al cuello, comienza a lamentarse y luego pone una demanda legal.

-Si un conservador lee esto lo difundirá a sus amigos para que todos tengan algo de qué reír.

Un progre tratará de entrar aquí a insultar porque "ha sido ofendido".

Texto obtenido en Internet (Difúndelo)"

Vía Batiburrillo

El Templo de Debod

El Templo de Debod

"Tal es el caso de la joya arqueológica descubierta recientemente en San Esteban con motivo de las excavaciones correspondientes a la ejecución de determinado aparcamiento de vehículos. El respeto ante tal hallazgo merece el esfuerzo por parte de todos para desmontar pieza a pieza y posterior traslado de las mismas a una zona en donde pueda ser observada (y disfrutada) por los ciudadanos, de manera que se pueda contemplar cómo fue la Murcia durante determinado periodo de la historia, una historia que refleja el paso musulmán por la ciudad a lo largo de un periodo de casi 400 años. No creo que nuestros arqueólogos tengan dificultad alguna en interpretar el cómo debe procederse ante esta ’puesta en valor’ del conjunto arqueológico hallado. Cosas más difíciles se han visto, quizá cómo ha sido posible disponer el traslado de pinturas al fresco en determinadas ermitas (véase San Baudilio, en Soria) y, de modo más profundo, cómo el Museo Metropolitan dio con la tecla para disponer un conjunto de piedras llevadas desde España hasta Nueva York para constituir uno de los mejores motivos que hay para visitar tal Museo: los Cluster, los famosos Cluster, reedificados sin dificultad para disfrute de los visitantes."

Extraído de aquí

Yo quiero que vengan los de la ceja

Yo quiero que vengan los de la ceja

El Partido Socialista de Murcia no está aprovechando al cien por cien la oportunidad que el hallazgo de los restos arqueológicos en San Esteban -gracias al capitalismo y el neoliberalismo salvaje que quería construir un parking, recordémoslo- le está ofreciendo para desgastar definitivamente al gobierno del PP. Este se está empeñando, o eso dicen, en construir un parking pese a lo encontrado.

Ante tantas protestas, plataformas, manifestaciones y abajofirmantes, echo de menos al sindicato de la ceja, que quedaría de lo más mono por la Gran Vía de Murcia, con la ceja en la mano o al revés, que es lo mismo. Todo se andará, supongo. El problema puede venir del caché, pues estos tíos no se desplazan así como así. Y es que no es lo mismo salir a pasear por la Castellana una mañana soleada de domingo, que tener que desplazarse a Murcia, instalarse en un cinco estrellas, las dietas y todo eso. Debe ser carísimo. De todas formas tendrían que hacer un esfuerzo ya que, a nuestro "culterío" murciano les falta Pilar Bardem, su prole, Ana Belén y Víctor Manuel, los barandas de la SGAE... y Fran Perea, por supuesto, que es importantísimo para darse un poco de glamour.

En efecto, no es lo mismo ver al profesor del Toro –para él y para otros expertos arqueólogos sería mucho más científico ver Abu Simbel con una escafandra que en su nuevo emplazamiento- abrazado a un resto arqueológico que a Tita Cervera con sus cadenas y todo encaramada en un pilón.

Tiempo de conversión

Francisco Rodríguez Barragán / Los cristianos creemos que el Hijo de Dios se hizo un hombre como nosotros y nació de María en Belén en tiempos del rey Herodes. Este acontecimiento, que pasó quizás bastante desapercibido, salvo para algunos pastores, es para nosotros el cumplimiento de la promesa de Dios, recordada una y otra vez por los profetas de Israel, de que enviaría a la humanidad un Salvador, el Mesías, el Señor.

La Iglesia celebra cada año este misterio: la Navidad, un hecho permanente que se actualiza para que los cristianos adoremos estremecidos a Dios hecho niño. Las cuatro semanas anteriores es el tiempo de Adviento, tiempo de conversión y de preparación.

¿Qué queda hoy de todo esto? De la alegría por la llegada del Hijo de Dios, hemos ido pasando a una fiesta para consumir, para comer y beber, para divertirnos y regalarnos. El misterio tremendo de Dios hecho hombre, se ha ido alejando, difuminando sus contornos, hasta hacerlo irreconocible entre luces de colores, reclamos publicitarios y grotescas figuras de Papá Noel.

Debilitado el mensaje y su significación estamos pasando a otro acto en el que se rechaza expresamente su significado religioso, invocando falsas razones de multiculturalidad, de convivencia, de respeto a las demás religiones, de descarado laicismo. He visto anunciada la conferencia de un autodenominado filósofo cuyo título era nada menos que ”Laicismo, garantía de democracia” Creen que eliminando a Dios va a instaurarse una paz universal, sin querer ver que están demoliendo nuestra sociedad, dejándola sin raíces, envejecida y sin futuro, el reemplazo generacional deviene imposible.

Pero en esta funesta tarea están colaborando muchos de los que se dicen cristianos, pero se pliegan al empuje de esta ola que se proclama progresista. Son, o quizás somos, los cristianos que hemos olvidado que el adviento es tiempo de conversión y no sólo de compra de regalos y juguetes.

¿Tiene sentido para nosotros los cristianos la llamada a la conversión como preparación de la Navidad? ¿De qué tenemos que convertirnos? Por desgracia hemos perdido hace muchos años la conciencia de pecado. No nos sentimos pecadores. Pensamos que el pecado es un fantasma para niños de otros tiempos. Si descubrimos el mal, siempre es en el prójimo, no en nosotros mismos. Tenemos una extensa lista de razonadas sinrazones para justificar nuestra conducta ante nosotros mismos.

El 15% de los cristianos que, según las encuestas del CIS, vamos a misa los domingos, comenzamos la celebración confesando ante Dios todopoderoso y ante los demás hermanos que hemos pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión, pero sin creérnoslo demasiado. Los confesionarios están bastante vacíos.

Si examinamos nuestra conciencia podemos ver que estamos lejos de amar a Dios sobre todas las cosas. Si creemos que Dios nos creó por amor y en Él vivimos, nos movemos y existimos, tendríamos que amarlo sobre todas las cosas. En cuanto a amar a los demás como a nosotros mismos, ¿qué tal lo llevamos? ¿Y el mandato de Jesús de amar a los enemigos…?

Amar a los demás porque todos somos hijos de Dios y por tanto hermanos nuestros, se nos hace cuesta arriba, ¡incluso a los enemigos!, porque Dios hace nacer el sol sobre buenos y malos y el mandato de Jesús es llegar a la perfección: sed perfectos como Dios es perfecto.

Alguno pensará que si nos ponemos así, es gana de amargarnos las navidades, pero a Jesús, el Hijo de Dios que se hizo hombre para salvarnos y pasó haciendo el bien, lo torturaron y lo mataron en una cruz. Él nos advirtió que nos pasaría lo mismo y que el mundo no nos aceptaría. Pero estamos en el mundo y tenemos que dar testimonio con nuestra vida familiar, profesional, ciudadana, de lo que creemos y luchar por hacer un mundo más justo, más humano, más fraterno, lo cual es imposible sin Dios. La buena noticia de Jesús es que Dios nos ama y que lo mismo que Él ha resucitado también resucitaremos nosotros para una eternidad de plenitud en la que Dios lo será todo en todos.

El día del orgullo SGAE



La CROEM se levanta al fin de su letargo

La CROEM se levanta al fin de su letargo


Manifiesto empresarial ante la situación económica y perspectivas

Vista la situación de las empresa de la Región, incluidos todos los sectores y grupos de actividad integrados en cada uno de ellos, y la constante tendencia en la destrucción del tejido productivo y puestos de trabajo, la Junta Directiva de CROEM, reunida en sesión extraordinaria, y haciéndose eco de las demandas que con reiteración le formalizan, adoptó el acuerdo de comunicar a la opinión pública el manifiesto que sigue como primera medida y sin perjuicio de otras que posteriormente puedan llevarse a efecto:

1º.- De insostenible puede calificarse la situación empresarial, consecuencia de más de dos años de crisis económica sin que las coyunturales medidas hayan tenido la efectividad y alcance necesario para estimular la actividad y promover confianza. Fotos y demagogia si han dominado el escenario, pero los recursos no han llegado a las pymes.

Esta realidad se ve aun (sic) más perjudicada por la inexistencia de una política económica que haga posible la recuperación en el corto y medio plazo o, al menos, despierte indicadores de certidumbre y seguridad a los que acoger el riesgo empresarial. De aquí la paralización de actividad que coloca a las empresas en el estadio de la supervivencia, y representa obstáculo para los nuevos proyectos de inversión, con los consiguientes efectos en el conjunto de la sociedad que se refugia, si puede, en el ahorro y reduce el consumo.

2º.- El escenario que antecede empeora si se atiende a la actitud de responsables políticos que acreditan una actitud contraria a la de poder alcanzar los acuerdos procedentes y llevar a efecto los cambios y/o reformas estructurales que España precisa y en cuya definición coinciden analistas y organismos e instituciones nacionales e internacionales. El ciudadano tiene la impresión de que lo importante es distraer la atención sobre los graves problemas que le afectan en base a "supuestos de corrupción, ausencia de ética, cuestiones internas de Partidos, o proyectos legislativos que tratan de regular otras materias, etc.", llevándoles al extremo de provocar posibles niveles de conflictividad social que abundan en la decepción y condena de tales actitudes. Se ha originado un clima de tensión y desesperanza de muy difícil superación con repercusión inmediata de la actividad económica.

3º.- Pese a los diagnósticos formulados no parece que prevalezca la valoración real que merecen las pymes, únicas con capacidad para generar riqueza y empleo. Antes al contrario. El entorno actual expresa hostilidad para las acciones empresariales que han de sufrir la situación financiera mediante la restricción del crédito y endurecimiento de condiciones; mayor presión fiscal, y agobio en el desarrollo de relaciones laborales, amén del hecho de que el llamado dialogo social haya perdido a nivel nacional el protagonismo tenido desde 1978 y cuyos buenos resultados son incuestionables. Parece que el sentido común vuelve a convocar a la concertación abriendo así un camino de esperanza, aunque resulta incomprensible la convocatoria de manifestaciones como la fijada para el próximo día 12 de diciembre.

De otra parte, tal actitud parece desconocer que sólo a través de la actividad económica las AA.PP. pueden recuperar parte de la recaudación por los tributos que la gravan, y que hasta tanto no se recupere aquella la única fórmula para atender sus obligaciones es la de más endeudamiento público que, finalmente, tendremos que pagar todos u otras fórmulas presupuestarias con igual resultado. Ello redunda en perjuicio de las inversiones públicas y contrae los presupuestos a la prestación de servicios condicionando otras alternativas.

4º.- En estas circunstancias, las empresas y las familias son las únicas que “se aprietan el cinturón” reduciendo sus costes y dejando insatisfechas necesidades básicas. No así las AA.PP. que acrecientan sus gastos corrientes y suscitan dudas sobre la eficaz gestión que vienen obligadas a realizar. A las empresas, a los trabajadores y al ciudadano difícilmente se les puede pedir más. Sin embargo, los Presupuestos Públicos, en cualquiera de las áreas (Central, Regional y Local), son un ejemplo de lo que no debiera suceder y desembocarán en subida de impuestos –como las anunciadas por el Gobierno de España- estrechando más el círculo sobre la actividad económica.

Las empresas están dispuestas a todo sacrificio con tal de salir adelante, defendiendo con igual interés el mantenimiento de puestos de trabajo porque tiene un sentido integral de la unidad productiva y porque lo que más les duele es tener que despedir. Pero requiere de las medidas precisas para poderse adecuar a las circunstancias de cada momento. En otro caso continuarán el cierre de empresas y aumentará el desempleo. Hoy por hoy una sensación de impotencia se apodera del ciudadano y de la empresa, que se hace mayor cuando se cree en la viabilidad del proyecto que las ocupa y no son objeto de atención por las Entidades Financieras.

5º.- Merece la pena, en la catastrófica situación actual, el esfuerzo colectivo para superar la profunda y duradera crisis, siendo obligación del sector empresarial advertir de las consecuencias que se producirían caso de no llevarse a efecto las medidas que la situación requiere y que son demandadas por unanimidad.

Quien propugna el cambio del modelo en la estructura productiva como fórmula mágica para la recuperación deber ser consciente de que está planteando una solución para afrontar en mejores condiciones que las (sic) actuales futuros e inevitables (sic) ciclos económicos adversos. Ahora, sin excluir tal pretensión, se requieren decisiones de efectividad inmediata para poder iniciar el camino de una reactivación que permita la supervivencia de empresas, la creación de otras y un empleo estable y de calidad.

6º.- En definitiva. Las empresas requieren que se les deje trabajar en condiciones porque creen en las potencialidades de la región de Murcia y en su capacidad para desarrollarlas con niveles de excelencia. Así, pues, únanse voluntades políticas y competencias administrativas para respaldar el compromiso empresarial, evitar la conflictividad social, dar lugar a una contratación laboral estable, propiciar el cambio de modelo, y lograr el objetivo de progreso que todos deseamos. No es solo un problema de las empresas. Es un problema de toda la sociedad. Pero todos juntos podemos.


25 de noviembre de 2009

Manifiesto ''En defensa de los derechos fundamentales en internet''

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nacionalistas fuleros

Nacionalistas fuleros

El argumento que más usan los nacionalistas de todos los partidos para justificar una sentencia propicia del Tribunal Constitucional al Estatuto que pergeñaron ZP y Arturo Más, es el supuesto voto favorable de la mayoría de los catalanes en el famoso referéndum tras la aprobación del texto en las llamadas Cámaras de representantes.

Esgrimen lo de la soberanía del pueblo y tal. Imaginemos que en un territorio determinado se les va la pinza un día a sus políticos y deciden, por ejemplo, exterminar al progre; van y lo someten a votación y mire usted por donde que el pueblo (el pueblo entero, no sólo una porción de una porción del pueblo) con su soberanía a cuestas emite un voto favorable: sí, como en la Alemania de Hitler. Supongo que en este caso todos estos que defienden que un Tribunal de Justicia no puede declarar ilegal un Estatuto votado por una mayoría, pondrían el grito en el cielo y hablarían de la separación de poderes, Montesquieu, su santa madre, los derechos humanos y etc.

Yo, como murciano y español que soy, tengo derecho a decidir cuando un territorio de mi nación quiere modificar de hecho un artículo de la Constitución. Según el artículo 2:"La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado". Y yo no recuerdo haber tenido la posibilidad de votar a favor o en contra. La Constitución española tiene mecanismos para ser modificada. Tiene título y todo, más concretamente en el X: De la reforma constitucional. Lo que tendrían que hacer todos aquellos que se declaran secesionistas (u oportunistas que juegan a serlo los días pares y a no serlo los impares, como el PSOE que nos gobierna) es echarle un par de pelotas para, en vez de buscar subterfugios ilegales, presentar una modificación en toda regla de nuestra llamada “Carta Magna”. En fin.


El grito silencioso

Yo imagino que el grito de esos pobrecitos que son asesinados antes de nacer,
debe llegar hasta Dios.

Madre Teresa de Calcuta

César Valdeolmillos /El doctor Gerome Lejeune, uno de los mayores genetistas de la historia, fue invitado por el Senado de Francia hace unos veinte años, para que ofreciese su documentada opinión sobre el tema del aborto. Una de las opiniones fuertemente arraigada en dicha cámara, era la que sostenía que hay embarazos que deben ser interrumpidos, cuando los antecedentes o el pronóstico parecen ser irreversiblemente malos. Cuando se le otorgó la palabra al Dr. Lejeune, planteó un caso: "Tenemos —dijo— un matrimonio en el que el marido es sifilítico terciario incurable, y además decididamente alcohólico. La mujer está desnutrida y sufre tuberculosis avanzada. El primer hijo de esa pareja muere al nacer; el segundo sobrevive, pero con serios defectos congénitos. Al tercer hijo le ocurre lo mismo y se le suma el hecho de ser infradotado mentalmente. La mujer queda embarazada por cuarta vez. ¿Qué aconsejan ustedes hacer en un caso así?". Un senador del bloque socialista manifestó categóricamente que la única solución para evitar males mayores, era practicar un "aborto terapéutico" inmediato. Lejeune hizo un largo y notorio silencio; bajó la cabeza por unos segundos en medio de su expectante mutismo; volvió a alzarla y dijo: "Señores Senadores, pónganse de pie, porque este caballero acaba de matar a Ludwig van Beethoven".

El hecho real al que acabo de referirme, podría aplicarse a otros muchos de similares circunstancias, que tuvieron después por protagonistas a personajes muy célebres en la historia de la humanidad, lo que desmonta de forma irrefutable la justificación de un asesinato bajo el mal llamado "aborto terapéutico".

Y es que, como decía en el primer artículo que dediqué a este tema, "Cuando nace un niño, nace un mundo nuevo", y su aniquilación, constituye la destrucción irreparable de parte del futuro del universo. Es igual que llegue a ser un genio o no. Lo verdaderamente importante, es que es un ser humano único e irrepetible, que vivirá si le dejamos, en un mundo que puede o no ser exactamente igual al nuestro, pero que siente y que padece, que tiene sus ilusiones y sentimientos, que ama y le gusta sentirse amado y que en el fondo, desea ser aceptado y hará todo lo posible por integrarse en nuestra sociedad.

Demagógicamente se suele argumentar por aquellos que fomentan la cultura de la muerte -aborto y eutanasia- que es inhumano no legalizar el "aborto terapéutico"; que este debería realizarse cuando el embarazo pone a la mujer en peligro de muerte o de un mal grave y permanente.

Terapéutico procede de "terapia", que significa curar y el aborto, no solamente no cura nada, sino que mata directamente a un ser humano inocente e indefenso y produce unas secuelas sicológicas en la madre, que perdurarán durante toda su vida. Por otro lado, el código de ética médica, señala que en el caso de complicaciones en el embarazo, deben hacerse los esfuerzos proporcionados para salvar a madre e hijo y nunca tener como salida la muerte premeditada de uno de ellos, porque eso convertiría a los médicos —cuya misión es preservar la vida curando las enfermedades— en sicarios a sueldo.

Pero, de momento, no es mi intención demostrar las falacias del incongruente y ¿mal informado?, "progresismo". Porque el asesinato, jamás puede constituir ninguna forma de progreso.

El objetivo de mis últimos artículos, es concienciar a quien tenga la oportunidad de leerme, del valor que tiene toda vida humana; del decisivo y noble papel que desempeña la mujer en la transmisión de la existencia; concienciarla de que, a quien lleva -no lo que lleva- dentro de su vientre, no es su propio cuerpo -simplemente está alojado en él- y por tanto, no tiene el menor derecho a decidir sobre una vida que no es la propia; del irremediable daño que de por vida se haría así misma, de atentar contra la inocente criatura que ella misma ha creado; de que alumbrando a ese nuevo ser, justifica su propia razón de ser como mujer, que es la más noble misión y la culminación del privilegio de que la dotó la naturaleza. En definitiva, porque la muerte solo significa destrucción, una vez más, quiero transmitir un mensaje positivo de amor, fe, fortaleza y esperanza.

Sin embargo, no podemos ignorar la existencia de un opresivo y arbitrario "progresismo" que persigue el logro de una sociedad amorfa, mediante la despersonalización del individuo, la eliminación del "tú" y el "yo", con todo lo que de excepcional conllevan estos conceptos; la supresión de "marido" y "mujer", sustituyéndolo por cónyuge A y B. Partiendo de este principio, en el trascendente acto de la procreación, ya no seremos "padre" y "madre", sino progenitor "A" y "B". Realmente ¿nos estamos dando cuenta de la profunda gravedad que constituye esta perversión del lenguaje y a donde nos puede conducir esta deshumanización en el futuro, si llegamos a aceptarlo como algo normal y cotidiano? Entre otras muchas consecuencias, si con el paso del tiempo, esta forma de pensar prende en la sociedad, se producirá un vacío insensibilizador que nos conducirá a la nada, con capacidad de contagiarlo todo, lo que permitirá al Estado, el adueñamiento de los derechos fundamentales del ser humano, convirtiéndose en señor absoluto y manipulador de cuerpos y conciencias, último fin del totalitarismo laicista.

Quienes patrocinan, fomentan y legislan basándose en estos bastardos e insolidarios intereses ideológicos y económicos, están colocando a España en la primera línea del sacrificio infantil, presentando el aborto como un derecho y liberación de la mujer. Una liberación que, al marginar a los padres, deja sola a una niña de dieciséis, diecisiete años -al fin y al cabo una adolescente que necesita la protección de quienes verdaderamente la aman y deben velar por protección y por su bien- aterrada por las consecuencias de una relación sexual inmadura, para que elija sola un futuro en el que solo estará acompañada de por vida, por la angustia, el sentimiento de culpabilidad, la ansiedad, los terrores nocturnos, la depresión, los trastornos de alimentación o de su vida sexual futura, secuelas que habitualmente aparecen y permanecen, incluso años después de haber abortado.

La ministra de ¿Igualdad?, Bibiana Aído, dijo el 18 del pasado mes de mayo: "Un feto es un ser vivo, pero no podemos hablar de ser humano".

Lo que una mujer lleva en su seno materno desde el mismo instante de la concepción, es un nuevo ser humano en desarrollo y no solamente un ser vivo. Como si de un embrión o un feto humano, pudiese surgir una salamanquesa.

El Dr. Bernard Nathanson, ginecólogo norteamericano, cuenta en su autobiografía haber realizado más de 60,000 abortos. En su libro confiesa que era un paria en la profesión médica. "Se me conocía como el rey del aborto… Llegué incluso a abortar a mi propio hijo", declaró el médico en una conferencia llorando amargamente. Ese suceso cambió su vida. Dejó la clínica abortista y pasó a ser jefe de obstetricia del Hospital de St. Luke’s. La nueva tecnología del ultrasonido hacía su aparición en el ámbito médico. El día en que Nathanson escuchó el corazón del feto en los monitores electrónicos, comenzó a plantearse por vez primera "qué era lo que estábamos haciendo verdaderamente en la clínica". Decidió reconocer su error y en la revista médica The New England Journal of Medicine, escribió un artículo sobre su experiencia con los ultrasonidos, reconociendo que en el feto existía vida humana desde el mismo momento de la concepción. Incluía declaraciones como la siguiente: "el aborto debe verse como la interrupción de un proceso que de otro modo habría producido un ciudadano del mundo. Negar esta realidad, es el más craso tipo de evasión moral". Había llegado a la conclusión de que no había nunca razón alguna para abortar: "…el aborto es un crimen". Con los ultrasonidos hizo un documental que llenó de admiración y horror al mundo. Se titulaba "El grito silencioso". Nathanson había abandonado su antigua profesión de "carnicero humano". Hoy, Bernard Nathanson, es un judío convertido al catolicismo.

Por activa y por pasiva, Bibiana Aído, la ministra que ha promovido el nuevo proyecto de Ley del aborto, ha tratado de justificar el mismo, argumentando que es para evitar que vaya a la cárcel aquella mujer que aborte. Ciertamente no se conoce un solo caso en que por este hecho se haya aplicado tal condena, pero sí es cierto que la mujer que aborta, queda para siempre aprisionada entre rejas; las rejas morales de su propia culpabilidad, que en algún recoveco de su alma, le aprisiona y no le deja dormir.

En cualquier tipo de circunstancias en las que se produzca un embarazo, la respuesta no está en el raciocinio, si no en las indescriptibles sensaciones de amor y de ternura que ese nuevo ser que la madre alberga dentro de sí misma, le hace sentir.

Cuando una mujer se encuentra ante un embarazo en circunstancias adversas, hemos de tener en cuenta que es un ser humano, que tiene que enfrentarse, en medio de su íntima soledad, al dilema de escoger entre la Vida o la muerte; ahora le llaman "Derecho Reproductivo". Este dilema no lo comparte, lo decide en medio de la desesperación, la angustia y el miedo, y cuando finalmente decide por la muerte del hijo, lo hace en medio de un dolor indescriptible, sin que nadie le informe adecuadamente de que la vida le ofrece otras salidas y de que en ese momento se está embarcando en la nave de un drama, en la que se verá prisionera y navegará durante el resto de sus días.

Hundir en ese abismo a una criatura que se enfrenta a una incertidumbre tan trágica, no es otorgarle un "derecho", ni abrirle las puertas de una embaucadora "liberación": es una auténtica villanía, tras la que se esconden infames intereses.

Todos los científicos y clase médica, coinciden en el hecho incuestionable en que, ante el atroz ataque que un bebé sufre el transcurso de un aborto provocado, el niño reacciona ante el dolor e incluso emite lo que muchos han llamado, el "grito silencioso". Silencioso porque no se escucha fuera de su hábitat natural, pero que su infinito dolor ante la salvajada que con él se está cometiendo, nunca dejará de escuchar el corazón de su madre.

La Divina Naturaleza, hizo del vientre de la mujer, el más fértil campo destinado a dar el más maravilloso y sobrenatural fruto de la creación. No permitamos que tan prodigioso origen de la vida, el aborto lo convierta en un lóbrego ataúd, reino eterno del dolor y del silencio.


Valcárcel con Esperanza Aguirre


Ramón Luis Valcárcel, al igual que la presidenta de la comunidad de Madrid, ha insistido en la necesidad de bajar los impuestos para activar el consumo y dinamizar la economía. Aseguró que "es necesario realizar rebajas fiscales para activar el consumo y dinamizar la economía", ya que, para superar la crisis, "hay que ser muy responsable y racional en la aplicación de los recursos públicos".

Según indica la nota de la Comunidad:

"La aplicación de rebajas fiscales ha sido una fórmula aplicada por los gobiernos del Partido Popular a partir de 1996, y en los sucesivos años, que permitió, según el presidente de la Comunidad, que "España se convirtiese en esa época en una gran potencia económica", aunque hoy, por el contrario, "las recetas de Zapatero nos está llevando al efecto contrario de una posible reactivación económica".

Valcárcel recordó que, en la Región de Murcia, al igual que en otras comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, "hemos decidido hacer lo que se hizo en los gobiernos de Aznar, y de esta forma posibilitar la dinamización económica".

Todo lo contrario a lo dispuesto por aquellas comunidades gobernadas por el PSOE, que han optado directamente por seguir las directrices del Gobierno Central y estos "les va a llevar por muy mal camino", remarcó el jefe del Ejecutivo regional.

El privilegio de ser Madre

Dios no podía estar en todas partes a la vez, y por eso creó a las madres
Anónimo.

En homenaje a mi Madre
y a todas las Madres del mundo



César Valdeolmillos / Cuenta una antigua leyenda que un niño estaba por nacer y le dijo un día a Dios:

"Me dicen que me vas a enviar mañana a la Tierra, pero ¿cómo viviré allí tan pequeño e indefenso como soy yo?"
Dios le dijo: "Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando, El te cuidará".
El niño le pregunta: "Pero dime, aquí en el cielo no hago mas que cantar y sonreír y eso me basta para ser feliz, pero allí...
Dios le responde: Tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tu sentirás su amor y serás feliz".
El niño le dice: "Y ¿cómo entenderé cuando la gente me hable? Si yo no conozco el idioma que hablan los hombres de la Tierra...."
Dios le contesta:" Tu ángel te dirá las palabras más dulces y tiernas que puedas escuchar y con mucho cariño y paciencia te enseñará a hablar".
El niño, muy preocupado: Y... ¿qué haré cuando quiera hablar contigo?
Dios le dice:"Tu ángel te juntará las manitas y te enseñará a hablar.
El niño le pregunta: También me han dicho que en la Tierra hay hombres malos, ¿quién me defenderá?
Dios le tranquiliza: "tu ángel te defenderá a costa de su propia vida".
El niño insiste: "Pero estaré muy triste..., porque ya no te veré más".
Dios le contesta: "Tu ángel te hablará de mi y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque Yo estaré siempre a tu lado".
En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo, pero ya se oían voces de la Tierra....
El niño, entre sollozos, repetía suavemente: "Dios mío, ya me voy, dime su nombre, ¿cómo se llama mi ángel?
Dios sonriendo, le contesta susurrando: "Su nombre no importa, tú sólo le dirás MAMÁ"

No he encontrado explicación más hermosa que esta leyenda, para ilustrar la cita que precede a las reflexiones que me dispongo a exponer sobre el privilegio que supone el milagro de ser Madre. Sí, porque el hecho de concebir una nueva vida, es un generoso prodigio que excede de la voluntad del ser humano. Es un don reservado a la mujer, que no siempre le es concedido; que trasciende de nosotros mismos; que nos ennoblece y quizá el único por el que se justifica nuestra propia existencia.

Por una y simple básica razón —incluso si queremos egoísta— no puedo entender de forma racional, por muchas explicaciones y argumentos progresistas que me expongan, que haya personas que puedan defender el aborto voluntario, porque si en el momento de su concepción, su Madre hubiese decidido interrumpir su embarazo —como eufemísticamente denominan las izquierdas el asesinato premeditado de criaturas inocentes e indefensas— esas personas no existirían, ni tampoco su obra. Y aún lo entiendo menos, cuando quien defiende esa execrable acción, es una mujer.

¿En qué oscuro e ignorado lugar han quedado los valores humanos? ¿En qué profundo y oscuro lugar de su corazón ha escondido el ser humano la piedad, el amor y la misericordia? No puedo comprender como aquellos que defienden con tanto empeño y ardor al colorín bicéfalo del Orinoco, a la raposa rubia de Madagascar o la manzanilla tricolor del Everest —lo que me parece muy bien— tienen una roca por corazón, ante la sangre derramada de miles de seres inocentes e indefensos. Tantos que han colmado la copa del dolor y que si tan sensibles son ante los dones de la naturaleza, de rodillas tendrían que pedir que cese tanta masacre.

EL INSTINTO MATERNO

Es una desvergonzada e impúdica falacia decir que abortar es un derecho de la mujer. El único derecho irrenunciable que tiene una mujer como tal, es el de ser Madre, porque le permite consumar la función de su naturaleza y experimentar unas sensaciones y sentimientos sublimes, que de otro modo jamás hubiese conocido.

Morrison-Clutton, es una bibliotecaria galesa de 32 años que tras dar a luz a su hijo sufrió una infección por Escherichia Coli, tras ingerir comida en mal estado lo que le provocó caer en coma durante sesenta y siete días.

Ante esta situación, el marido, que día tras día le iba explicando los progresos del bebé, decidió probar con el llanto de su hijo. Grabó un vídeo con su bebé como protagonista y se lo puso a Karen, que comenzó a luchar por su vida desde ese momento. Según explicó la Madre tras despertar "quería morir, pero después escuché a Ollie y me dije ’quiero vivir".

Se trata sin duda de una noticia asombrosa que demuestra la fuerza que puede llegar a tener el reclamo de un bebé sobre los instintos de su Madre, al despertarle la necesidad de cuidar de su hijo.

Benito Pérez Galdós pone en boca de Daniel Morton, personaje principal de su novela "Gloria", estas palabras dirigidas a su propia Madre a la que se enfrenta por razones religiosas: "No podrás, aunque lo quieras, ser dueña de tus sentimientos de Madre, y me amarás aunque sea en silencio; me consagrarás todos tus pensamientos, me tendrás siempre en la memoria, aunque sólo sea para orar por mí. Antes de que hubiera religiones, hubo Naturaleza"

EL VALOR DE SER MADRE

Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre soltera. Si eres una de esas mujeres, no pienses que no vales nada porque tu pareja te haya abandonado. Al contrario; vales el doble. Vales por mamá y papá, porque tú, en vez de deshacerte de esa nueva vida que engendraste en tu seno, sí tuviste el valor suficiente para enfrentar la realidad. Atesoraste el suficiente amor para sacar adelante a tu hijo y soportaste el dolor del desengaño. Eres fuerte y valiente, con los pies en la tierra.
Dios ha dotado a la mujer del "instinto maternal" de forma tan enraizada, con la finalidad de preservar la especie.

Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura. Pero gracias a ese instinto tan asombroso que le otorgó la naturaleza, la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a velar por ella durante toda su vida.

Ser Madre no es fácil y es estar siempre preguntándose si se está haciendo bien. Es dejar de sentir el propio cuerpo, cuando el fruto de sí misma está sobre su pecho buscando donde agarrarse. Es el momento en el que el tiempo se rompe y los minutos que antes parecían horas se convierten en segundos, porque antes de contemplar su rostro, todo eran miedos, inquietudes y zozobras que desaparecen al mirarle y le hacen sentir el goce de ser mujer.

Ser Madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada. Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantinela de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, tomen su vaso de leche. Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan callar o le dan con la puerta en las narices. Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar. Pero en la mesa está preparado el mantel y la comida aún caliente.

Ser Madre, es temblar cuando el hijo aprende a conducir, se compra una moto, se afeita, se enamora, tiene un examen o le quitan las amígdalas. Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo. Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno. Es entregar su amor y su tiempo sin esperar nada a cambio. Es decir que “son cosas de la edad” cuando le dicen que no entiende ya nada.
Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: el Día de la Madre.

Todo esto es cierto, por eso no es de extrañar que hoy en día, el 80% de las mujeres huyan de tales responsabilidades.

Sin embargo, no hay nada más bello que llegar a casa, agotada después de un duro día laboral y ser recibidas por gritos de júbilo y enormes sonrisas, porque ya vino mamá. No hay nada más reconfortante que el fuerte abrazo y beso de ese hijo, que una Madre sabe y siente, que le ama más que a nadie en el mundo y para el cual ella es la mejor y más bella de todas las personas del universo.

De niños creemos que mamá todo lo puede, que no siente cansancio, que no sufre... esa imagen que guardamos de ella con el tiempo no coincide con la que vemos cuando pasan los años. Es entonces cuando descubrimos que mamá también sufre, se cansa, esta triste, no tiene fuerza, calla ocultando el dolor. La vemos como un héroe sobrevivir a grandes tragedias, llevarnos de la mano conteniéndonos y mostrándonos la vida siempre del lado más bello. De niños no entendemos sus lágrimas, cuando sus manos, por aliviarnos de nuestras angustias y problemas, nos sacan las espinas y se las clavan en ellas. Así como nosotros necesitamos tantas veces de la protección de esos brazos fuertes, de la comprensión de nuestros gestos, de nuestros silencios o de nuestro dolor, ella también nos necesita. Por eso debemos detenernos y observarla, abrazarla y hacer que sienta que estamos allí, junto a ella, aunque sea en la distancia; que nos importa; que es valiosa para nosotros. Solo de esta forma, le devolveremos el más hermoso sentimiento de que, desde nuestra concepción nos impregnó; el sentimiento que proporciona paz y tranquilidad en los momentos difíciles de la vida; el que nos contiene; el que minimiza el dolor; el que nos hace luchar por nuestros sueños e ideales; pero sobre todo, nos enseña a dar sin pedir nada a cambio: El Amor.

Ser Madre

Madre es una mujer que entrelazó sus manos con las del hombre amado, al que se entregó en cuerpo y alma para formar entre ambos una cuna. ¿Puede haber algo más hermoso?

Una Madre, es una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados. ¿Puede haber entrega más plena?

Nuestra Madre, que con una mirada sabe leer en lo más profundo de nuestra alma, es una mujer que, si es insuficiente en sus conocimientos, descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio, y, si es instruida, se impregna como nadie del candor y la necesidad de su hijo.

Madre es una mujer que, siendo vigorosa, se estremece con el llanto del fruto de sus entrañas y siendo débil, sabe revestirse —si es preciso— con la bravura de una leona. ¿Habrá algo más admirable y digno de admiración?

Nuestra Madre es una mujer que, tal vez nos enseñe pocas cosas, pero aquellas que de ella aprendemos, son las que marcan el sentido de nuestras vidas. ¿Habrá algo más venerable?

La Madre, es una mujer, con un poder tan grande, que solo ella es capaz de borrar del espíritu de sus hijos, el triste sentimiento de la orfandad. ¿Habrá algo más noble?

Y por último, Madre es una mujer con un destino y vocación tan ineludibles, que hasta el mismo Dios quiso sentir la cálida emoción de necesitar una. ¿Podemos encontrar en este miserable mundo algo más grande y más hermoso a la vez?

De nuestra Madre, solo una cosa hay de la que a menudo nos tenemos que lamentar, y es que nos deje antes de que nos demos cuenta que hemos sido tan egoístas, que no hemos tenido tiempo de devolverle tan solo una pequeña parte de todo su sacrificio, de su permanente entrega y del infinito amor que ella nos entregó.

Solo cuando la perdemos, nos sentimos culpables, nos vemos desvalidos e irremisiblemente huérfanos.
Por suerte, el Sumo Hacedor, solo nos dio una. Nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

* Pido perdón por la licencia gramatical que me he tomado de escribir el concepto "Madre" con mayúscula en lugares que no le corresponde. Con ello solo he pretendido destacar la grandeza de su figura.

La crisis del PP con Cajamadrid en un párrafo

"Y, por último, a Aguirre la ha vuelto a presentar como la mala que quiere a toda costa el poder, la que se opone a Rajoy, la que anhela controlar Cajamadrid. O sea, la ha vestido de Gallardón, son la doctora Jekyll y Mr. Hide. Desactivado Rato, pretende que Rajoy se cargue a Aguirre y quedar sólo él como salvador tras el próximo fracaso de Rajoy. Un plan para el que cuenta con Prisa. Entregado Zapatero a Roures, el hombre de Cebrián es Gallardón. Se necesitan. Sin embargo, Aguirre no pretende más que lo que cualquier otro presidente autonómico: mandar en las instituciones financieras arraigadas e inversoras en sus comunidades, esencial en una España que ya no existe, y en la que cada taifa tiene que apañárselas como pueda. O rehacer un Estado que con ZP es un botín nacionalista. A los pobres no nos quedan ya más que nuestras cajicas. ¿Qué ha hecho, si no, Valcárcel? ¿Que Carlos Egea gobierna Cajamurcia y que seguramente la presidencia contará con su beneplácito? Claro. Pero es que no hay muchos Carlos Egea. Y lo que es obvio, y antecedentes hay, es que no se puede presidir una de las cajas murcianas contra Valcárcel. No hay política económica regional sin las cajas. Ni en Murcia ni en Madrid. ¿Alguien imagina que al presidente de Cajamurcia lo nombrara Rajoy? No está haciendo Aguirre nada extraño, pues, nada que no hayan hecho Chaves, Barreda, los catalinos, Camps... más allá de que Esperanza constituya para mucha gente la única alternativa capaz de dar puntilla a Rodríguez. Y por eso la odian dentro, pero sobre todo fuera, en el PSOE. Porque la temen.


Lo escribe Javier Orrico hoy en La Opinión


Toros con fatatas

Toros con fatatas

Artículo publicado en La Opinión el sábado 24 de octubre de 2009
J.F.Bayona / Esparcidas las cenizas de Andrés Montes donde él dispusiera –si es que algo dispuso para ese efecto, porque la muerte lo cogió por sorpresa, en el remate de una tanda de muletazos, cuando agradecía las palmas al público, cuando aún le quedaba media faena por hacer, con sólo 53 años-, me dispongo a hacer una reivindicación del atrevimiento, de la frescura, de la naturalidad. El toreo, eso se dice, es naturalidad. El esfuerzo sin esfuerzo aparente es lo que más emociona. Y Montes era natural, hablaba por el micro de la tele o de la radio como hablaba comiendo –me imagino yo, que nunca tuve la suerte de comer con Montes, ni siquiera de verlo en persona-. Pero me gustaba tanto su estilo, aunque a veces fuera imperfecto, que demando, ya, un atrevido como Andrés Montes para el mundo del toro. Qué faltica nos hace, pijo. A los taurinos digo. Siempre tan serios. Siempre tan midiendo las palabras para no caer en incorrecciones. Y caemos. Vaya que si caemos. Como todo hijo de vecino.

CHUFLAS. El problema es que si alguien atrevido, si algún joven con frescura utilizara en el toro el estilo Montes sería, de principio y sin más preguntas ni análisis, un chufla. O un chuflón. Creo que muchos taurinos habrán pensado eso de Andrés Montes. Yo, por mi parte, que me gusta el fútbol y sólo me gustaba el baloncesto cuando me lo contaba Montes, llegué a dudar si lo del fútbol con fatatas tenía o no gracia. Yo mismo, en mi relativa estrechez de mente, llegué a ver a Montes como un… sí, es verdad, como un chufla. Y era porque chocaba con lo establecido, con lo públicamente correcto. Hasta que llegó un momento en que pensé: “¿Y si este es un chufla, por qué no le quito la voz a la tele y escucho el partido por la radio?”. Y, aparte de por el retardo, entendí que la voz de Montes y sus comentarios y sus aderezos no sólo no me eran molestos sino que me gustaban. Aunque a veces la narración de los partidos se le atragantara. Sobre todo cuando no pasaba nada (no vean lo difícil que es que no se te atragante la narración de, pongamos por caso, una corrida de toros, cuando allí no pasa nada). Pero, repito a pesar de poder hacerme pesado, su estilo era inconfundible. Su frescura, única. Y su imagen, como su trabajo, atrevido pero elegante. Lo que me lleva a concluir que al toro le hace falta alguien, pero ya, que se lo venda con fatatas.

JUGÓN. El Montes era un jugón. Él acuñó el término y el término le viene como anillo al dedo. Porque era Montes. Dentro y fuera de la plaza del micro. Y eso tiene mucho valor en esta vida en la que hay un miedo atroz al ridículo. O en la que no todos son lo que parecen. Por eso me fijé en Montes y por eso me gustaba. Porque tengo la esperanza de que algún día llegue al toro alguien sin complejos, con ganas de contarlos de manera distinta y que haga llegar a la mayor cantidad de gente posible el lenguaje universal del toreo. Ese mundo tan hermoso tan mal contado por los que estamos ahora ocupando sesudas tribunas.

LUIS CORRALES. Luis Corrales hablará el martes, en el Club Taurino de Murcia –ocho y media de la tarde-noche- de la situación del toreo en Cataluña. Chunga situación. Hay por ahí danzando una Iniciativa Popular Legislativa que puede hacer mucha pupa. Sobre todo desde el momento en que el PSOE y CiU han dado libertad de voto a sus parlamentarios. Los votos en contra de prohibir el toreo en Cataluña de PP, PSOE y CiU suman los justos para bloquear esa ignominiosa cosa prohibitiva. Así que la libertad -¿de quién, para qué?- de voto de esos dos partidos, dejan con el culo al aire a un país, que de momento se sigue llamando España, por renunciar a sus raíces, a su naturaleza, a su personalidad. Así que confiemos que, a última hora, esos partidos se retracten o que sus miembros, incluso los antitaurinos, nos den en la boca y prohíban prohibir. Por salud democrática y, qué coño, por salud mental. Pero eso es como esperar que la vida pueda ser maravillosa, ¿verdad, maestro Montes?

40 de Educación en 2 dibujos

40 de Educación en 2 dibujos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cuando nace un niño, nace un mundo nuevo

"Muchos se manifiestan preocupadísimos por los niños de la India o por los de África, donde tantos mueren, sea por desnutrición, hambre o lo que fuera. Pero hay millones deliberadamente eliminados por el aborto."
Madre Teresa de Calcuta

César Valdeolmillos Alonso / Calificaba el gran filósofo español Julián Marías, que lo más grave que ha acontecido en el siglo XX "sin excepción", ha sido la aceptación social del aborto.

El Comité de Bioética de España, ha emitido su dictamen en el que concluye que matar a un ser humano no es ninguna imposición, pero si un derecho. Un dictamen tan escandaloso como obsceno. Ha habido un voto particular: el de César Nombela -el vocal más respaldado por las autonomías, microbiólogo y ex-presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas- que ha votado en contra semejante panfleto, sacando los colores al resto del comité al denunciar "la radical contradicción en la que incurre, al reconocer que desde la concepción, existe una vida humana nueva diferenciada de la de la madre gestante; pero al mismo tiempo admitir que se puede acabar de manera voluntaria con esta vida, durante las primeras catorce semanas de su desarrollo."

Pero hoy no quiero remover la nauseabunda inmundicia en la que al parecer, por ignorancia, resentimiento o provecho personal, muchos se revuelcan gustosos.

Ponía de relieve en mi artículo "Que difícil es defender el honor de Dios" -el que al parecer ha provocado un interesado revuelo entre la reaccionaria y ultraconservadora progresía- el insaciable egoísmo e hipocresía de que estamos impregnados, enfermedad que nos ha llevado a sustituir los más altos valores del humanismo cristiano, en los que ahonda sus raíces la civilización occidental, por las conveniencias personales y el becerro de oro, terreno abonado para que emergiendo de la negrura de nuestro vacío inmaterial, fructifique en él, la semilla sanguinaria de nuestra propia destrucción que es el aborto, cual nuevos Chronos devorando a nuestros propios hijos.

El ser humano y como tal imperfecto, simultáneamente es capaz de llevar cabo las acciones más sublimes y las más abyectas, sin que por ello sufra desdoro o menoscabo su dignidad. Por el contrario, es precisamente en esta ambivalencia en la que radica su grandeza. Por ello hoy quiero dar un aldabonazo a la puerta de nuestra sensibilidad y que una vez abierta, penetre a través de ella el germen vivificador del amor que siembre de esperanza nuestras vidas. Quizá para que el estiércol se convierta en esplendoroso fruto, podría ser oportuno conocer un hecho que alguien -con infinita sensibilidad y amor- me envió.

"Hace algunos años, en las olimpiadas de Seattle, para personas con discapacidad, también llamadas "Olimpiadas especiales", nueve participantes, todos con deficiencia mental, se alinearon para la salida de la carrera de los cien metros lisos.

A la señal, todos partieron, no exactamente disparados, pero con deseos de dar lo mejor de si, terminar la carrera y ganar el premio.

Todos, excepto un muchacho, que tropezó en el piso, cayo rodando y comenzó a llorar.
Los otros ocho escucharon el llanto, disminuyeron el paso y miraron hacia atrás. Vieron al muchacho en el suelo, se detuvieron y regresaron. ¡Todos!

Una de las muchachas, con síndrome de Down, se arrodilló, le dio un beso y le dijo: "Listo, ahora vas a ganar". Y todos; los nueve competidores entrelazaron los brazos y caminaron juntos la prueba hasta la línea de llegada.

El estadio entero se puso de pie y en ese momento no había un solo par de ojos secos. Los aplausos duraron largos minutos. Las personas que estaban allí aquél día, repiten y repiten esa historia hasta hoy. ¿Por qué? Porque en el fondo, todos sabemos que lo que importa en esta vida, más que ganar, es ayudar a los demás para vencer, aunque ello signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo. Porque el verdadero sentido de esta vida es que TODOS JUNTOS GANEMOS, no cada uno de nosotros en forma individual.
Ojalá que también seamos capaces de disminuir el paso y cambiar el rumbo, para ayudar a alguien que en cierto momento de su vida tropezó y que necesita de ayuda para continuar TODOS formando parte de un proyecto colectivo, porque entre todos seguro que podemos. Guarda este propósito en tu corazón y asegúrate de encontrarlo en el momento oportuno, cuando debas ayudar a quien te necesite".

Cuando una adolescente o una mujer tenga la desgracia de caer o encontrarse en las circunstancias de ser diferente del hijo que ha engendrado, no la hundamos más en la sima de su infortunio, abriéndole las puertas para que cometa algo execrable, cuya acción le producirá un derrumbamiento moral y psicológico del que no podrá recuperarse mientras viva. Parémonos. Tendámosle nuestra mano para que pueda levantarse y seguir adelante, no por compasión ni caridad, sino rodeada de una infinita comprensión y amor. ¡Pero todos!

En el caso de las criaturas que describe el hecho que acabo de reflejar, pensemos que tienen los mismos sentimientos e ilusiones que nosotros. Están llenas de ternura y amor y esperan y necesitan recibir lo mismo de sus semejantes. Pero les damos la espalda en muchos casos, porque hundidos en nuestro ciego egocentrismo, los juzgamos y sentenciamos diferentes a nosotros. Y ¿en que nos basamos para dictar esta sentencia? ¿En que somos más numerosos que ellos? Lo que diga una mayoría ¿es razón suficiente y absoluta? ¿Sería realmente de noche a las doce del día porque lo dijésemos una mayoría? ¿Porqué no pensar que no son ellos diferentes de nosotros, sino nosotros diferentes de ellos?

Precisamente porque nosotros somos diferentes de ellos, son seres que necesitan nuestra ayuda para desarrollarse en nuestro mundo, pero que justamente por su indefensión, su sencilla y espontánea pureza, serán los causantes de que gocemos del privilegio de experimentar unas emociones y sentimientos que jamás llegarán a conocer aquellos que no les quieren conocer; que no quieren tenerlos junto a ellos porque temen que pueda destrozar su vida; que les dan la espalda y deciden prescindir del inigualable tesoro que albergan en su interior, descuartizándolos en las ocultas profundidades de su propio seno. En ese momento, del libro de la creación, estamos arrancando una página en blanco en la que nunca sabremos los prodigios que en la misma se podrían haber escrito.

En el claustro materno, el niño se siente seguro en medio de su propia indefensión natural. Pero cuando irremisiblemente se siente atacado desde el exterior, ¿Sabe la madre que lo alberga, de la soledad, infinita tristeza y desesperado desamparo que el fruto de su propio ser siente en su corazón? Aún no puede comunicarse con el mundo exterior, no puede pedir auxilio ni amparo. En la infinita soledad del claustro materno, solo espera quieto. Es el momento en el que Antonio Gala dice: "Si la soledad manchara, no habría suficiente agua en el mundo para lavar a un niño".

La mujer que así actúe, ignora que ser madre, no es tener un hijo, ni alimentarle, ni educarle, ni hacerle regalos. Ser madre es olvidarse de sí misma y de lo que era antes. Ser madre es vivir para siempre en el fruto de sus entrañas, porque el amor de madre, ni la nieve le hace enfriarse.

Por mucha dedicación y entrega que requiera un hijo en circunstancias consideradas por nosotros "especiales", se verán generosamente compensadas por el inmenso caudal de las hermosas e inigualables emociones que les habrán de brindar, convirtiéndose con ellas en mujeres verdaderamente privilegiadas.

El aborto jamás podrá ser un derecho, porque excede de la propia madre, que por egoísmo, temor, ignorancia o inducción, destruye una vida independiente apenas comenzada, que si bien es verdad que alberga, en ningún caso le pertenece, porque en cada ser humano, se encierra todo el universo.

Cínica e hipócritamente, se nos llena la boca hablando de paz, mientras simultáneamente impulsamos la muerte, olvidando que si la paz existe, es la imagen de un niño durmiendo.

César Valdeolmillos Alonso

Huerta


Sí, lo siento. Últimamente no tengo tiempo para más. Lo de escribir está ahora mismo al final de mis prioridades. Esto va por épocas. Lo que no me resisto a insertar aquí en Murcialiberal es este vídeo de Huerta de Soto que el otro día encontré gracias a Fernando Díaz Villanueva. Dura aproximadamente una hora, por lo que recomiendo a los que no son muy seguidores de este magnífico Catedrático de Economía que se abstengan de tragarse tremendo ladrillo. Ahora bien, si alguien quiere saber quién me hubiera motivado a continuar con mis estudios en Economía y no quedarme como un Diplomado en Empresariales, que no se lo pierda.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres