Blogia
Murcialiberal

El oleoducto

Escribe Kasulibes en su bitácora Doce Doce:

"Cosas de la España aldeana y menguante que nos toca vivir, donde para indiferencia patológica de muchos, las autonomías olvidan que el poder emana de la soberanía nacional y que sus competencias son delegadas pero no regaladas, y que únicamente han de servir para ejercer una mejor gestión de los asuntos públicos, y ni para que las autonomías jueguen a Taifas, ni para que creen monstruos burocráticos al servicio de una política caciquil y cainita."

Y tiene razón como casi siempre el jodío. Pero por desgracia estamos en una auténtica guerra de Taifas y no podemos seguir siendo los mismos tontos del pijo de siempre. Aquí también tenemos armas para defendernos y, como mínimo, tenemos derecho a enseñarlas. Aquí hay que presentarse en la mesa de negociación mirándolos de tu a tu y no con la cabeza agachada. Si algunos en sus reinos particulares le gusta el zafio populismo y se creen con la capacidad de regular compentencias que no le son propias, incluso poniéndoles fecha de caducidad a una infraestructura hidráulica ya consolidada, como lo es el trasvase del Tajo; si les gusta la guerra sucia y estan dispuestos a llegar hasta el final, creo que debemos defendernos con lo poco que tenemos y usar al menos sus mismas armas. ¿No va siendo hora ya de exigir las mismas compensaciones económicas que ellos nos han estado exigiendo por darnos agua durante estos años, en justa correspondencia? ¿No es lo mismo un oleoducto que transporta petróleo que un trasvase que lo hace con el agua? A la única que le he oído lanzar la posibilidad de exigir el mismo trato que nos estaban dando si continuaban con esa postura es a la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro. Y ahora, por fin, a Antonio Cerdá.

El mismo sentimiento que le aflora a Kasulibes me ruboriza a mi, porque es vergonzoso estar planteando estas guerras entre iguales. Pero no podemos seguir siendo los mismos de siempre: los pisoteados, los ultrajados, los vilipendiados, los hermanos pobres que no tienen derecho a enriquecerse. Eso se acabó hace tiempo. El mensaje debe ser claro: somos los mas solidarios, sí, pero no los mas imbéciles.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Kasulibes -

Gracias por la cita :)

La verdad es que es irritante lo de Barreda, las cosas como son... Pero en esta guerra sí hay una diferencia clara entre los "dos bandos". En el caso de Murcia se trata de agricultores que pueden negarse quizá a ceder sus tierras para que el oleoducto las cruce; son particulares decidiendo sobre sus propiedades. En el caso manchego se trata de un Gobierno conspirando contra particulares y compatriotas de más al sur, tratando además de adquirir competencias que no le corresponden.

Un placer leerte, como siempre. Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres