Blogia
Murcialiberal

El Debate

Estaban frente a frente. Preocupados por el futuro de sus ciudadanos. Debatieron sobre el desarrollo y sobre la futura gestión de un presupuesto conseguido con el trinque, siempre excesivo, que le han proporcionado a sus súbditos. Hablaron sobre educación, inversiones, sanidad, seguridad ciudadana, cultura y los valores que se deben fomentar en una sociedad camino del abismo intelectual y moral. Me estoy refiriendo, claro está, al debate entre Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal.

El esperadísimo debate entre los candidatos murcianos fue una farsa. Una farsa producida por un aspirante al título ridículo: "Chapulín Colorado", Saura para sus amiguetes trincones, como Sebastián, Arenillas y toda la cúpula de la oficina económica de ZP, puesta ahora en el disparadero. Chapulín se topaba una y otra vez con el muro Valcarcel que con su mano puesta en la frente de su opositor, unas veces para ayudarle a vomitar y otras para pararle sus embestidas trileras, no le dejó ni una vez acercarse para hacerle daño. Porque su intención residía en eso precisamente, en hacer daño y en no debatir nada de lo que interesa a los murcianos. Si el debate se hubiera acercado a las inversiones, seguridad ciudadana, inmigración, agua, etc..., sabía que lo tenía perdido, ya que la sola aparación de la figura de Zapatero le hubiera arruinado toda la parafernalia. Y en eso, hay que reconocerlo, estuvo hábil.

No aportó idea alguna para mejorar las cosas, se limitó al uso de artificios y la utilización de juegos malabares para intentar desacreditar una gestión que, con sus sombras, puede catalogarse como positiva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Typex -

Lo de Chapulin Colorado es para enmarcarlo. El Ruiz-Vivo se lo apodera mañana mismo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres