Blogia
Murcialiberal

Opinión

Manifestaciones

Manifestaciones

Ayer, tras aparcar el coche debidamente en el centro de Murcia, me acerqué serenamente al Jardín de San Esteban con la sana intención de darme de hostias con cualquier sindicalista que se me cruzara en el camino. Una cosa sencilla, tu allí y yo aquí, de uno en uno, sin agolparse por favor, sin que se note mucho la cobardía y la caradura que les envuelve todos los días. Tres cuartos de hora en el coche, desde el Malecón hasta la Plaza Mayor, dan para mucho. Se te pasa por la cabeza las mas nobles acciones: desde quemar alguno a lo bonzo, hasta apuñalarlos cobardemente y de uno en uno por la espalda aprovechándose de la masa. Pero uno sigue siendo gente de orden y algo cobarde en un caso como éstos, sobretodo porque me encontraba solo ante una manada de ellos y uno tiene que conservarse para seguir alimentando a su prole. En su página web lo anuncian a bombo y platillo desde el día 27 de Noviembre, fecha que supongo que les fue autorizada por el "listo" del delegado del gobierno de Murcia, el tal Angel González. "LA FEDERACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS DE UGT (FSP-UGT) Te convoca a la manifestación que se celebrará en la ciudad de Murcia, el próximo día jueves 14 de diciembre de 2006. LUGAR Y HORA DE INICIO DE LA MANIFESTACIÓN: 19 HORAS. Avenida Teniente Flomesta (frente a la sede de la Consejería de Economía y Hacienda). LUGAR DE FINALIZACIÓN DE LA MANIFESTACIÓN: Jardín de San Esteban (al final del recorrido tendrá lugar un acto con lectura de un manifiesto sobre el objeto de la reivindicación, que se entregará en el Palacio sede de la Presidencia de la Comunidad Autónoma). ¡Acompáñanos en la defensa de los derechos e intereses de miles de empleados y empleadas de la Administración Regional y del Servicio Murciano de Salud¡". Por mí, como si se la pica un pollo.

Dos cosas que me sorprenden: Primero. La reacción pacífica de los conductores y del resto de perjudicados por estos sinvergüenzas que pretendieron reclamar sus derechos haciendo el mayor daño posible al resto de murcianos, colocando la manifestación un Jueves de Diciembre a las 19 horas, con la complicidad del "listo" del delegado del gobierno de Murcia. La gente se ha acostumbrado a que la pisoteen y les da igual ocho que ochenta. Segundo. La repercusión mediática de este tipo de atropellos, que tan solo ha merecido una reseña en páginas interiores de La Verdad; por un lado mejor, pues quizás era lo único que buscaban, pero por otro es penoso que tengamos periódicos que se parezcan, cada día mas, a panfletos de una asociación de vecinos.

Ahora que vengan los listos de turno con sus demagogias y sus derechos a la huelga y de manifestación...


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El futuro de la libertad

El futuro de la libertad

Aquí se apellida liberal hasta el que le escribe. Una moda, como otras, ahora que el progre no está ya perseguido sino beneficiado por el sistema. Siempre ha habido una corriente contestataria en contra del enchufado y a favor del desfavorecido. El progre es actualmente la niña bonita de nuestro desgobierno y por ello los que quieren pasar por originales se adoptan liberales. Pero las ideas políticas son tan transparentes que se caza antes a un autodenominado liberal que a un cojo. La nueva hornada de jóvenes que de mayor quieren ser políticos han estado muy activos en el mes de Septiembre. Al pipiolo en general se le presupone la imprudencia de la edad, pero no la busquen en estos jóvenes, ya que no los verán mover una pestaña para conseguir un cambio profundo en el sistema al que sueñan algún día pertenecer a imagen y semejanza de sus mayores. Uno aquí en Murcia ya lo ha logrado, para mayor gloria de nuestra democracia y del sistema de partidos. Su currículum vitae y sus méritos para alcanzar una Consejería se resume en haberlo hecho a imagen y semejanza del bachiller Montilla, es decir, no por su bagaje intelectual sino por su habilidad a la hora de moverse por las cloacas del partido.

Decía que el mes ha sido movido. Hemos asistido al Congreso Nacional de Nuevas Generaciones, y aquí en Murcia a las apariciones en prensa de un joven aspirante a suceder a Adolfo Suárez. A ninguno de ellos, a pesar de su edad y aunque algunos parecen camarlengos, los hemos visto exigir cambios en nuestro sistema político que nos permita a los ciudadanos elegir a nuestros dirigentes sin ser impuestos por la burocracia de los partidos; ni exigido un cambio que termine con la dictadura a la que nos tienen sometidos los nacionalismos, que con un escaso porcentaje de votos se ven encaramados en el pedestal del chantaje perpetuo; ni hemos visto amago para que el Estado no siga inmiscuyéndose en nuestras vidas, para que nos permita, por ejemplo, adquirir una botella de un buen escocés si una vez pasadas las diez de la noche nos hemos encontrado al marido en posición penetrante o a la mujer adorando un miembro enhiesto distinto al tuyo. El Estado, llamémosle gobierno central, autonómico o municipal, no te lo permite.

El Estado tampoco te permite practicar el noble acto del consumismo en domingos y fiesta de guardar, y así, cuando visitas los magníficos centros comerciales que algunos empresarios han decidido crear jugándose su dinero (mucho de él para untar convenientemente a los políticos de turno, a los admirados por estos jóvenes aunque sobradamente preparados para el futuro mangoneo), tan solo puedes mirar. Es el Estado, llamado democrático, el que marca cuando se puede abrir un negocio. La obscenidad llega hasta el punto de regular el número de festivos que se permite abrir (de doce a quince dependiendo del color político de quien ocupe en ese momento la poltrona).

Por no hablar de la educación, ya que son ellos los que te dicen la que se merece tu hijo, lo qué tienen que estudiar y dónde. Hay algunos que, ante esto, incluso lanzan propuestas de gratuidad de los libros de texto a cambio de las clases de religión, en un derroche de originalidad contrastada, cuando por todos es sabido que de gratis nada, que los libros los hemos pagado todos gracias al atraco diario al que nos vienen sometiendo los colegas mayores de nuestros futuros gobernantes. Y el que lo ha lanzado como mensaje político lleva en sus iniciales la palabra "liberal". Toma nísperos, si me lo permite mi admirado Campmany. Y es que a los chicos del centro derecha tan solo los hemos visto jugando a ser políticos: mucho bla, bla, bla, pero pocas ideas coherentes con su ideología.

Podría seguir poniendo ejemplos pero la lengua se me vuelve áspera y esta juventud que solo va en busca del divino tesoro no se merece más.

Y todo esto, sin que las juventudes del otro ala hayan asomado el hocico. Hala, hala.

Ecos del fin de semana

Estaba esperando a que Javier Orrico colgara en su bitácora el magnifico artículo que publicaba en La Opinión el pasado domingo (venga Paloma, un poco mas de esfuerzo y tu sitio en Internet subirá como la espuma). El artículo se titula: "Ibarra ante el Mesías"

"Todo está mucho más claro", que decía Pedro Salinas sobre la poesía como iluminación de la realidad. La idea de España de ZP, esa que no puede explicitar, claro, es la de Maragall y Carod, Otegui e Imaz, y toda la cohorte pluri-pluri y nazionalsocialista (Nafarroa bai, la Chunta, el Bloc, el BNG, "Madrazares", EA), además de la familia de Chaves, las constructoras electrificadas, la Caixa, la Kutxa y hasta la madre que parió a Panete, siempre que odie a España, en todos los cuales piensa apoyarse para su perpetuación. Otras veces he escrito que se iba poniendo flequillo de Napoleón, y es que piensa coronarse. Y Garzón de chambelán.

Completo, aquí

Pablo Molina en la página del Instituto Juan de Mariana ha resumido las Jornadas sobre la Filosofía Política del Liberalismo. Escribe en "El Poder de las Ideas":

Cuando uno defiende ideas a contrapelo del discurso dominante, sobre todo al llegar a cierta edad, acaba adquiriendo un grado quizás excesivo de escepticismo. Esa especie de conciencia de que tus ideas nunca van a triunfar, lejos de provocar frustración proporciona una gran tranquilidad de espíritu. Ya no luchas para cambiar el mundo; al contrario, te refugias en sus certezas intentando que el mundo no te cambie demasiado a ti. Sin embargo, eso significa infravalorar la potencia espiritual de los principios que llevas defendiendo toda tu vida: la libertad del ser humano frente al poder del estado, lo individual frente a lo colectivo, el orden natural frente a la ingeniería social, el derecho a ordenar tu vida según tus propios principios y no bajo el dictado de la corriente contracultural del momento...

Pero no queda ahí la cosa, pues en Libertaddigital escribe sobre la aparición de un ser muy particular en las mismas Jornandas; en concreto en la que impartía Jerónimo Molina, que nos explicaba el carácter antiliberal de la Unión Europea. El artículo se titula "El tontolindango":

Pasaban los minutos y el buen hombre seguía sin entender una sola palabra. Libertad, derechos individuales o libre mercado tienen en la jerga progre unos significados completamente opuestos a los que se les atribuía en la charla. Para que se hagan una idea del tremendo suflé de su cerebro, cuando tomó la palabra en el turno de preguntas comenzó a hablar de la Revolución Francesa y del humanismo en términos semejantes a como lo harían Fidel Castro o Chávez (con ese o con zeta, que para el efecto da lo mismo). Finalmente, antes de acabar de formular su pregunta se marchó de la sala, acusando a los presentes desde el pasillo de haber organizado una guerra civil con el objetivo de asesinar a un millón de compatriotas. Lo que se dice una mente portentosa en plena ebullición.

Para leerlo completo, aquí.

No quiero dejar de reseñar su artículo semanal en el mismo diario digital. Se titula: "Intervencionistas a todo tren". José Carlos Rodríguez también la reseña en su bitácora "La hora de todos".

No perderse el famoso video que nos ofrecen en El Mentidero de Fernando Arrabal en el programa de Sánchez-Dragó. Aunque conocido no está de más recordarlo, pues la risa está asegurada.

Para terminar una bitácora que incorporo a mis enlaces. Un murciano muy particular, Orel, para los amigos, que publica su bitácora en la amalgama de Periodistadigital: "La Espingarda". Una bitácora que es actualizada diariamente con sus acertados comentarios políticos. Su página personal también está en Blogia: "Orel. Sahumerios y arrebatos".

A los que le guste la economía

A los que le guste la economía

Os pongo este enlace de audio de la tertulia económica de ayer del programa La Linterna. Participó el maestro José Barea, un fenómeno, y José Raga, otro que tal. Merece la pena:


http://www.lalinterna.com/index.php?/la-linterna/escuchar/tertulia_economica_del_miercoles_19_de_julio/

Aquí la sociedad civil

El último de Pablo Molina en Libertaddigital. Nos glosa, con su ironía habitual, sus experiencias en la última concetración de la AVT en Murcia:

Convocados por las víctimas del terrorismo y el Foro de Ermua, entre otras asociaciones, los murcianos teníamos una cita el miércoles pasado en la Glorieta de España (con perdón). Y allá que nos fuimos, a dar vivas a Zapatero, el Gandhi leonés. Al final no le jaleamos, pero nos acordamos mucho de él, del fiscal Pompidú, de Rubalcaba, y, en fin, del gobierno que vino a devolvernos la libertad, secuestrada tras ocho años de mandato de la derecha. Un gobierno que no miente. Que no miente más porque no puede.

Reunir a tres mil personas en el mes de julio, con treinta y cuatro grados de temperatura y en una ciudad cercana a la playa como Murcia, no es algo que esté al alcance de cualquiera. El Delegado del Gobierno, cuyas hazañas democráticas, sobre todo en materia de inmigración ilegal, algún día glosaremos debidamente, aún debe estar preguntándose de donde salieron tantos irreverentes, dispuestos a incumplir su deseo tácito de que la concentración no se llevara a efecto.

Las concentraciones ciudadanas organizadas por la derecha tienen una diferencia esencial con las algaradas del rojerío en lo que se refiere a civismo. Cuando nos retiramos todos el miércoles al finalizar el acto, el lugar estaba hasta más limpio que cuando llegamos. El rastro que la izquierda deja tras sus pasacalles, en cambio, es detectable hasta por satélite. Ni pintadas, ni contenedores volcados, ni destrozos del mobiliario urbano. Y es que la sociedad civil convocada por las víctimas del terrorismo es respetuosa hasta lo enervante.

...

Continua, aquí

La inseguridad se llama Saura

Nuevo artículo en Vegamediapress:


Manuel Marín /Saura Sabía que no podría aguantarse mucho. Tan solo ha tardado veinticuatro horas, tras el secuestro del hijo de un empresario murciano, en acusar al ladrillo y al modelo de desarrollo "desordenado, alocado y caótico" de Valcárcel (¿?) como culpable del mismo y de la inseguridad ciudadana que sufrimos. Ya sabíamos que el socialismo no ha sido nunca amigo de la riqueza de sus ciudadanos y que incluso la caída del muro de Berlín había enterrado para muchos lo de planificar e intervenir en la economía, pero lo que sorprende es que en la debacle moral de sus últimas actuaciones se esté empezando a incluir la norma de convertir a las víctimas en verdugos.


Lo estamos viendo en Cataluña con las justificaciones que los socialistas y nacionalistas están realizando ante las agresiones que están sufriendo los políticos y simpatizantes del PP, por el mero hecho de discrepar: "La culpa es de ellos por provocar". La debacle moral llega hasta el punto de acusar a las víctimas de terrorismo de no querer la paz, la de acusarlos de poner impedimentos al diálogo abierto por Zapatero con la banda terrorista, la de prestar mas atenciones, en definitiva, a la banda de asesinos que a las propias víctimas. Es tanta la inmoralidad a la que han llegado "los blancos", "los montillas", "los sauras" y demás patulea que se compara su actitud con la de aquellos que son capaces de culpar a las mujeres violadas de ir provocando a los violadores. No se puede hacer uno rico o intentar vivir medio bien pues lo único que se está consiguiendo es la provocación de los secuestradores y de los asesinos, que no tienen mas remedio que actuar, los pobrecitos.

Como siempre, la culpa de Aznar y de Valcárcel. En esta ocasión, el culpable es el padre del chico por trabajar todos los días y conseguir vivir de una manera aseada con la construcción y el ladrillo. Y la de Valcárcel por ayudarlo, por supuesto. Los culpables, todos los murcianos por incrementar nuestra renta per cápita y por pasar de una economía asentada en el sector primario al secundario y al terciario.


La falta de efectivos policiales, su falta de medios, la existencia de una justicia capaz de poner en libertad a una banda de atracadores a las primeras de cambio, la pasividad de un delegado del gobierno al que no se la visto ni un gesto por partirse la cara por lo murcianos, la desidia del gobierno Zapatero para solucionar problemas y una ley de extranjería perversa, todos ellos responsabilidad de los camaradas de Saura, son a mi juicio, los motivos mas importantes del incremento de los atracos, secuestros, asesinatos y demás delitos que verdaderamente le preocupan al ciudadano de a pie. Mucho mas que el modelo de desarrollo "desordenado, alocado y caótico" de Valcárcel (¿?). ¿Es que en Cataluña y en Andalucía, por ejemplo, gobernados por sus compañeros de partido, no están asistiendo a un incremento de los mismos delitos?, ¿Es que en estas comunidades se sigue el mismo modelo "desordenado, alocado y caótico" de desarrollo de Valcárcel?, ¿Va a responder el gobierno como en Cataluña, que a pesar de disponer de policía autonómica, les envían trescientos nuevos miembros de la Guardia Civil?.

La nueva ley del suelo

Vuelvo a publicar un artículo en Vegamediapress.

Manuel Marín / El pasado viernes 26 de Mayo se aprobaba, según informaba el "diario independiente de la mañana", la nueva ley del suelo para tratar de frenar la especulación. Una ley que según todos los expertos no trae una menor regulación, sino todo lo contrario. Las palabras usadas por los políticos de la oposición regional se pueden enumerar con los dedos de una mano: pelotazo, ladrillo, especulación, prevaricación, corrupción, etc. Ante tanta preocupación generalizada, su partido, que intenta ejercer su obligación de gobernarnos desde Madrid, pretende combatir todos estos hechos con una ley que traerá seguro mas pelotazos, mas ladrillo caro, mas especulación, prevaricación y corrupción.

Nuestros queridos apoltronados aforados que tan solo representan las ideas que el partido les marca y algo al ciudadano cuando les queda algo de dignidad, pretenden seguir siendo los gurús de lo bueno y de lo malo. Aquí, por la libertad del individuo no mueve nadie un dedo, en un sistema disfrazado con la máscara de la democracia, en la que solo el poder dictatorial de los partidos y las listas cerradas tienen la palabra. Y todavía quedan algunos iluminados que se atreven a reclamar la proximidad de las decisiones políticas por considerarlas mas efectivas cuando el día a día nos demuestra que una mayor cercanía a la hora de tomarlas, lleva implícita mayor gasto público, mayor ineficiencia en la distribución de los recursos y un mayor índice de corrupción. Por cierto, ¿Provincialidad?, ¿Para quién?, ¿Para los cuatro burócratas de turno que verían asegurado su futuro como chupópteros del contribuyente?

Hay que quitar el inmenso poder que tiene el Estado, el poder que se ha ido tejiendo contra el ciudadano de a pie para controlarlo todo, que no se conforma con robar diariamente por medio de una fiscalidad indecente, sino que es capaz de dilucidar lo que conviene, de si se puede o no construir una casa, en donde se debe montar una tienda o cuando se debe o no abrir al público. Hemos pasado de ser gobernados por un monstruo gigante a serlo por un pulpo con infinitas patas que se meten hasta el más recóndito y sagrado lugar de las vidas de los ciudadanos. No sé si se han parado a pensar, pero calculen con frialdad y comprobarán que entorno a un 60% de su sueldo se lo llevan ellos: sumen a su tramo de la renta, la seguridad social, el IVA de lo que consumen, los impuestos que llevan las facturas de la gasolina, electricidad, gas natural, el tabaco o el agua, el impuesto sobre bienes inmuebles, el impuesto de circulación, la ORA, o los diferentes impuestos que lleva consigo la suerte de construirse una casa en terreno propio, incluido la comisión del político quien es el que tiene la última palabra.

Por eso no se puede pedir mayor regulación y protección a quien tiene la última decisión de si te roba o no, de si eres digno de que entres en su casa, y de si con una palabra suya bastará para sanearle. No se pueden erigir en salvadores de la limpieza democrática aquellos que aceptan como válida una nueva ley del suelo que no solo está de acuerdo con el sistema actual sino que quiere potenciarlo: mas regulación, mas protección, mayor valor de la vivienda y mas poder para el político de turno.

Establezcan unas mismas reglas de juego para todos. Quitémosle la decisión a quien la experiencia ha demostrado como no válido. Establezcan un ley genérica, mínima, que permita desarrollar la iniciativa del individuo, ya sea un millonario, con Touareg incluido, o una pobre familia que por fin puede sacarle rendimiento a su querida tierra. Ni ayuntamientos, ni comunidades autónomas. El individuo es quien tiene la última palabra.

Artículo imprescindible

Artículo imprescindible Aparece hoy en la página web del Instituto Juan de Mariana un artículo imprescindible de Alberto Illán Oviedo. Imprescindible para aquellos que vemos como estamos viviendo en una burda pantomima: una falsa democracia que diariamente nos la venden como tal. El artículo se titula: "Hacia el totalitarismo democrático". En vez del "Hacia" yo hubiera utilizado el "En" pues ya llevamos treinta años de una partitocracia absolutista en vez de una auténtica democracia:

Alberto Illán Oviedo / La Fiesta de la Democracia, ésta es la periodística descripción con la que muchos medios de comunicación describen los días en los que se celebran elecciones en España. Los ciudadanos se visten de domingo, porque generalmente suele ser domingo y antes del aperitivo o después de misa, si son creyentes y practicantes, se acercan a su colegio electoral para depositar en las urnas los votos preceptivos. Después, vuelven a sus quehaceres, en muchos casos con la satisfacción del deber cumplido. Semejante comportamiento es ante todo un asesinato de la libertad y no porque este protocolo, esta liturgia electoral sea dañina, al menos no mucho, sino porque muchos de ellos creen que la Democracia consiste únicamente en esto. Y no debemos culparles, al menos no del todo, porque políticos, instituciones y periodistas así nos lo venden y de esta manera, la Fiesta de la Democracia se convierte en un día grande, sobre todo para el liberticida.

La libertad conlleva responsabilidades. Puede que a los partidarios del Estado de Bienestar les suene extraño puesto que piensan que el Estado, dentro de su infinita sabiduría, conoce nuestras necesidades y cómo satisfacerlas y que no debemos preocuparnos porque ya proveerá. El Estado, sus funcionarios, debe tener manga ancha, debe tener cierta libertad de acción, cierta capacidad de maniobra y generalmente esta suele chocar con los intereses de la gente así que taimadamente, sin apenas notarlo, incluso con justificaciones morales aceptadas por todos, va reduciendo la participación ciudadana al elemental ejercicio de introducir un papel en una urna y al liberador pero inútil desahogo de gritarle al televisor o a la radio cuando lo que vemos u oímos nos indigna. La libertad queda cercenada aun con el traje del domingo.

España es ante todo una partitocracia, un régimen donde las leyes y las normas nacen, cuando no se escriben, en las sedes de los partidos que ostentan en ese momento el poder, son ratificados en unas Cortes Generales donde la disciplina de partido es un tabú difícil de romper y donde una docena de congresistas y senadores ostentan la dirección de cientos de compañeros a los que todos pagamos por no tener ninguna iniciativa propia, ni un pensamiento que se aparte de la visión oficial del partido. Y este modelo se repite en las administraciones autonómicas y locales, de forma que todo viso de individualismo, de iniciativa particular se pierde en un grupo donde la disidencia queda severamente castigada. Las listas cerradas, que es el sistema usado en España frente al más responsable sistema de la elección directa, es una manera más de favorecer a esta superburocracia que se llama partido político y que dice representar al ciudadano.

Así, las Instituciones, cuyos representantes son elegidos en la mayoría de los casos por el poder legislativo o ejecutivo así elegidos, terminan convirtiéndose en meras herramientas para los intereses partidistas. Si, como en España, el Estado tiene fuertes raíces en la sociedad y en la economía, estas mutan en verdaderos enemigos de los que dicen proteger. De esta manera y en los últimos meses, las reguladoras económicas "independientes" han favorecido operaciones como la OPA de Gas Natural sobre Endesa o la de Sacyr sobre BBVA porque los presidentes de tales empresas fueron "colocados" por el PP, ahora en la oposición, y no se pliegan a los intereses políticos del poder. Hasta instituciones tan cercanas a los ciudadanos como las asociaciones de vecinos terminan siendo una mera comparsa, una herramienta entre patética y útil para los grupos en la oposición en su acoso y derribo al poder, compañía que rápidamente dejan detrás cuando la alternancia se hace efectiva.

La separación de poderes, otro de los mecanismos que se articulan para que el poder del administrador quede limitado, es otra entelequia, una teoría que no termina de traspasar las tapas de los libros. El Poder Judicial responde también a los intereses de los partidos políticos, desde los cuales se dan nombres y se censuran otros para elegir los cargos que gobernarán la judicatura. Este situación permite que muchas situaciones legalmente sospechosas, puedan llevarse a cabo y, aunque con el tiempo se demuestre su naturaleza ilícita, sea imposible deshacer el entuerto como en el famoso caso Rumasa.

El régimen en el que vivimos amenaza con convertirse en una especie de totalitarismo democrático, un sistema donde tenemos la sensación de controlar nuestras vidas con un papelito lleno de nombres a los que no podemos asignar ni una cara ni un discurso. Una democracia que cada vez se parece más a los regímenes populistas que tanto daño han hecho, tanto daño hacen por todo el globo terráqueo. Se plantean muchas cuestiones, pero todas se resumen en una, cómo debemos articular el traspaso del poder de estos "representantes de la ciudadanía" a los ciudadanos, cómo podemos recuperar aquellas responsabilidades que hemos cedido o nos han sido arrebatadas por la fuerza de la "democracia", en definitiva como recuperamos la libertad de decidir, de equivocarnos.

Provincianos

Vamos comprobado cada día que la tontería de los políticos en general nos está llevando por unos derroteros de lo mas variopintos en este inicio de siglo. Una de las mayores preocupaciones ciudadanas de esta región y que la tiene sumida en el mas profundo de los desasosiegos es precisamente el dotar de una nueva provincia a la Región de Murcia y la de conceder nuevos municipios para descojone de unos cuantos que verían satisfechas sus necesidades presupuestarias. Por eso, y en un acto de solidaridad sin precedentes pretenden abrir, otra vez, el eterno debate de la emancipación territorial. La moda catalana y vasca se extiende como un cáncer en pleno proceso de metástasis. Las élites y los burócratas, que no se cansan de chupar del presupuesto público, no se ven lo suficientemente recompensados y pretenden desde su atalaya acomodada incrementar su dotación de poder y sobretodo de tener una coartada para seguir atracándonos sin compasión mientras unos cuantos desgraciados seguimos luchando en la cada vez mas intervenida economía libre y de mercado que se supone nos rodea.

En el artículo anterior reflejamos como los actos políticos, aunque algunos no se quieran dar cuenta, no son gratuitos y al final tienen consecuencias para el populacho en general. Parece que lo que acabo de decir es una solemne gilipollez, como mucho de lo que escribo, pero es que aquí cuando a uno se le ocurre cambiar, por ejemplo, un estatuto en beneficio propio, pactar con una banda terrorista, intervenir el mercado, etc., son para la mayoría de la gente cosas de la política que no le incumben:

- Yo paso de política. Oyes cada día con mas frecuencia.
- Sí, pero la política no pasa de ti, so gilipollas y te necesita para darte por el culo en cuanto menos te lo esperes.

Decía, que me pierdo, que en el artículo anterior veíamos como el acercamiento de la toma de decisiones al ciudadano, (otra memez progresista), hace, y como ejemplo, que los precios de la vivienda se encarezcan entre otras muchas cosas. El poder que tienen alcaldillos y demás técnicos locales hay que quitárselo de las manos para volver a centralizarlos y alejarlos de las zarpas de los profesionales de la subvención y de la vida fácil del presupuesto. La moda del nacionalismo cada vez mas extendido pretender acercar para sí el poder ejecutivo, el judicial y el legislativo, y por supuesto la Agencia Tributaria bajo la excusa de una mayor eficiencia. Una mayor eficiencia, claro está, para la práctica indiscriminada del robo, la prevaricación y el enchufismo político.

OPA hostil de Gas Natural a la Región de Murcia

BatiburrilloDice Smith , uno de los integrantes de Batiburrillo -una de las mejores bitácoras de pensamiento político que existen en internet-, que muchos de los artículos de Policronio (a quien tengo la suerte de conocer personalmente, aunque fuera de una manera excesivamente fugaz) sobre Murcia, deberían ser recopilados en un libro para: "entender lo que realmente pasa en esa entrañable región tan leal a España". En este último artículo nos refleja la chulería y el desprecio por parte de la empresa catalana Gas Natural a Murcia y a los mínimos permisos que una empresa se ve obligada, por desgracia, a ejercer ante ayuntamientos y comunidades autónomas. Me quedo con la pregunta que se hace al final: "¿Se imagina alguien a Embutidos el Pozo o al Grupo García Carrión ubicándose en el polígono de la Zona Franca, o en cualquier otro, sin los correspondientes permisos del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad de Cataluña?"

Doble Rasero

Actualizo mi columna en Vegamediapress:


"La gente está con el PSOE en este tema y eso lo sabe el PP, porque es una pasada aprobar planes parciales de 15.000 viviendas en poblaciones que tienen 5.000". Me parece correcto que este argumento, una vez rechazados todos los demás impedimentos que han ido poniendo en el camino para justificar la negativa a dar su voto favorable al plan parcial de Alhama, incluso por los de su mismo partido, sea mantenido por aquellos que no han pisado una facultad de economía en su vida. Un profesional en la materia, como se supone del señor Saura, debería dejar ya en un cajón las teorías neomaltusianas y leer un poco a Julian Simón, que no es el fundador del vino en Tetrabrick sino un economista que se fajó contra los defensores del apocalipsis y de las teorías del fin del mundo por el incremento de la población mundial.


Decía Fernando de la Cierva el otro día en una entrevista con Angel Montiel, que la población regional se ha duplicado en estos últimos cincuenta años, pasando de 700.000 habitantes a casi 1.400.000, sin que se haya visto perjudicado el nivel de renta. Es más, nuestra situación económica y nuestra calidad de vida no se ha multiplicado por dos sino por mucho mas, como es fácil comprobar. El crecimiento de la población no es un obstáculo para el desarrollo económico, tal y como defiende la teoría maltusiana, sino que aumenta la calidad de vida a largo plazo. Los problemas no surgen tanto por el exceso de población como por la falta de libertad política y económica. Que la señora Rosique mantenga este tipo de argumentaciones entra dentro de la lógica (no comprendo el por qué el señor Husillos no ha intentado todavía llevársela al Murcia), y se puede llegar a comprender, pero si el que lo mantiene es un profesor de facultad, puede ser por tres cosas: una, porque pasa mucho tiempo entre Madrid y Murcia; otra, porque hace mucho tiempo que no repasa sus apuntes; o bien, porque pasa demasiado tiempo junto a los suyos, lo que le hace somatizar la capacidad intelectual de los que le rodean.

No sé si me estrello contra un muro al intentar desmontar los argumentos que se esgrimen para frenar arbitrariamente las actuaciones urbanísticas. Que el mismo PSOE haya apoyado otros planes parciales en ayuntamientos propios o a grupos afines, como el controlado por Montilla y sus amigos de la Caja de Cataluña, que hacen duplicar los habitantes de un municipio no ha supuesto ningún problema para ellos, lo del agua tampoco, y el ataque al medio ambiente menos. Una periodista de la cadena Ser mantenía el otro día en un debate televisivo la poca importancia que tenía este voto negativo al plan parcial a pesar de que se cumpliera con todos los requisitos que marca la ley. La relevancia para mí de este freno al desarrollo por intereses políticos estriba, además de los puestos de trabajo, la creación de riqueza para los habitantes de Alhama, la inseguridad jurídica y la imagen dada, en la constatación empírica de la existencia de una oposición dispuesta a saltarse las ley encubriéndose en una falsa democracia; en una oposición capaz de establecer diferentes reglas de juego dependiendo del sujeto a quien se les aplican y de una oposición que utiliza cualquier artimaña por el mero hecho de conseguir el poder con el único cometido posterior de satisfacer a sus amigos. Una pregunta: ¿hubiéramos tenido el mismo resultado si la empresa que presenta el proyecto tiene como accionistas mayoritarios a los amigos nacional-socialistas de Saura?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Consumismo

Como uno está mas preocupado por conseguir el dinero para afrontar la paga extraordinaria y demás gastos previos al cierre del año, observareis que tengo esto un poco abandonado. Pero no os vayáis ahora a poner estupendos porque estoy dispuesto a seguir dando batalla. Por ahora os transcribo el artículo de hoy de Pablo Molina en el diario La Razón. Sé que no está muy bien el arte de copiar y pegar, pero no puedo dejar que el artículo se quede sin formar parte del archivo de Murcialiberal. Sirva el post como publicidad gratuita (no se imaginan la repercusión que tiene este blog) a La Razón y al autor en compensación por el atentado a los nobles derechos de autor.


Pablo Molina /Al llegar estas fechas tan entrañables, en las que Dios se hace hombre y El Corte Inglés de oro, la gente decente practica con entusiasmo la sana virtud del consumismo desaforado. Ya se que lo políticamente correcto en estos días tan señalados, es abominar de la llamada "fiebre consumista" y flagelarnos por ser felices gastando el dinero que honradamente hemos ganado a lo largo del año. La Iglesia está facultada para reprendernos porque apela a principios trascendentes. No así las ONG’s, los movimientos anticapitalistas y en general el inframundo chorraprogre que domina el cotarro de los medios de comunicación, empeñados crearnos mala conciencia por consumir productos de lujo, en lugar de darles a ellos toda la pasta para que la redistribuyan entre los más necesitados, empezando por ellos mismos. Una Navidad progresista, siguiendo las consignas de estos excelsos mentores ultraconcienciados, consistiría en sustituir la ingesta de los típicos productos navideños por una dieta macrobiótica y comprar a los niños unos absurdos taquitos de madera coloreada, privándoles de los juguetes electrónicos de última generación a los que tienen derecho, por ser niños y por vivir felizmente en un espléndido sistema capitalista. A mí, los productores de turrón, los trabajadores del mazapán y los mariscadores en general, me parecen todos una gente encantadora, y no se me ocurre mejor forma de agradecer sus desvelos que ponerme hasta arriba de todo lo que tienen a bien traer al alcance de nuestra mesa. Por otra parte, los que gozamos de un paladar exquisito, educado tras largos años de investigaciones sobre el terreno en el apasionante mundo de la gastronomía, no podemos renunciar a nuestra vocación científica, precisamente en unas fechas en las que el trabajo de campo ofrece un panorama tan sugestivo. En realidad, no existe una manera más solidaria de celebrar la Navidad que gastar dinero en hacer felices a los demás y, si se tercia, incluso a uno mismo. Coman, beban, consuman y hagan muchos, muchos regalos, especialmente a los niños. Y no hagan caso a las plañideras progres y sus amenazantes sermones laicos. Ellos irán al puto infierno, por mezquinos, y ustedes al paraíso, por haber sabido ser tan generosos. Amén.

Cortinas de humo

Artículo que me han publicado en Vegamediapress, en la sección habitual: La columna liberal

Manolo Marín / El manejo eficiente de las cortinas de humo siempre ha sido una virtud de los nacionalsocialistas. Mientras se discute si son galgos o podencos, si catalanes independientes o independientes catalanes, el proceso continua hacia el abismo de la desaparición de lo que actualmente se considera España. Todo ello gracias a la labor de un superhombre, conocido como ZP, que prefiere seguir gobernando para beneficio propio a defender la legalidad vigente y velar por los intereses de cada uno de los españoles independientemente de su lugar de nacimiento y de su afiliación política. Si las urnas decidieron que gobernara en minoría no significa que se deba plegar a todas y cada una de las exigencias de quien le chantajea continuamente. Un cambio de la constitución no se nos puede vender como un simple cambio de estatuto de autonomía porque simple y llanamente es un fraude y una mentira.

Se intenta desviar la atención de lo realmente importante al juego del victimismo al que tan acostumbrados nos tienen los nacionalsocialistas, los que pretenden cambiar las reglas de juego por las que nos hemos regido durante los últimos veinticinco años largos de feliz democracia, sin permitir que el resto de españoles, los de segunda división, nos pronunciemos sobre tan importante acontecimiento. No es solo una cadena de radio y unos pocos los que se echan las manos a la cabeza ante tal disparate sino que muchos miembros del propio partido artífice de este desaguisado y un puñado significativo de periodistas afines ideológicamente al gobierno socialista se posicionan claramente en contra del fraude político que nos quieren hacer tragar, sin ofrecernos ni una copita de cava valenciano que llevarnos a la boca.

La cortina de humo se pone en marcha. La estrategia está clara y no es otra que la de anunciar, hasta en el parlamento, persecuciones y ataques, denunciar divisiones cuando ellos han sido el auténtico divisor y el dividendo España. Cuando en un matrimonio uno de los dos quiere vivir por su cuenta, sin contribuir en nada al bien común, no puede esperar que la otra parte le dé un pase pernocta para irse de putas. Y encima pretenda cuando llegue que le den friegas en las espalda para evitar el lumbago.

Utilizarán lo del boicot dentro de poco como otra mas de las injusticias del resto de España con ellos. Como otra cortina de humo. Lo utilizarán los políticos catalanes para seguir sembrando odio entre los suyos. Y mientras tanto el estatuto hacia delante. Por eso, a veces dudo de su conveniencia aunque no de su utilidad. En el mundo actual del marketing y la publicidad, donde las empresas se gastan gran parte de su presupuesto en campañas de imagen, es inevitable que cualquiera que vaya al supermercado o al banco escoja lo que mas le guste dentro de la variada oferta que se le plantea, atendiendo a cosas tan triviales como el envoltorio, colores, imagen de marca y por supuesto su procedencia, dejando muchas veces de lado la calidad y el precio. Muchas de las empresas, a sabiendas de lo que se exponían, firmaron un manifiesto de apoyo del estatuto. No se pueden sorprender ahora de un descenso de sus ventas y culpar al mercado español y a los que lo alientan, por algo que es simplemente un error suyo.

Ya está bien que parezca que el voto en una democracia es gratuito y uno tiene que saber que dentro de un sistema democrático las elecciones son algo mas que un día de fiesta popular. Es un acto de responsabilidad que te puede llevar a elegir a partidos políticos tramposos y mas ansiosos por su cuota de poder que de lograrte el máximo bienestar posible. Mas pendientes de lanzar cortinas de humo que de mostrarse transparentes.

Kioto y otras fábulas ecologistas

El título no es mío. Es de un artículo que aparece hoy en las páginas del diario La Opinión. El artículo es de Gaudencio Villas y, por supuesto, no se molesten en buscarlos por internet, pues aparece un escuesto "No hay noticias" cuando pinchas en artículos de opinión. No es normal ver en la prensa regional escritos que van en contra de la teoría predominante. Gaudencio comienza:

"Después de haber contribuido a llevar a la economía alemana a la situación mas desastrosa de las últimas décadas, el movimiento ecologista está a punto de cosechar otra sonada victoria, esta vez a nivel mundial, aunque con algunos damnificados en los puestos de honor, con España a la cabeza. ¿Les suena de algo el Protocolo de Kioto? Si no es así, pronto les va a sonar, por el enorme lastre que va a suponer para nuestra industria, que va a tener que sufragarse, me temo, como casi siempre, con el esfuerzo del contribuyente."


Tras explicar por encima lo que le puede suponer a España, continua:

"Y lo gracioso del tema es que nadie ha demostrado que el aumento de temperaturas que está viviendo el planeta tenga que ver con los niveles de CO2, ni de ningún otro gas. La teoría científica que sustentaba esa aseveración, aparecida en 1998 de la mano del profesor Michael Mann ha sido rebatida con reiteración, por basarse en supuestos nada empíricos. Es mas, reina la unanimidad a la hora de aceptar que en los últimos dos mil años ha habido cambios climáticos importantes y periodos tanto o más cálidos que el actual, como la Edad Media, en que los vikingos hicieron de Groenlandia -tierra verde- un vergel, o la misma Roma imperial, lo que explicaría el liviano atuendo que bastaba a los ciudadanos de la ciudad eterna para guarecerse de las inclemencias. Y ni en Roma, ni en la Groenlandia vikinga, había fábricas de coches, ni autobuses, ni aviones contaminantes. Simple proceso natural."


El artículo es mucho mas extenso. Lo he destacado por lo raro que es verlos en la prensa local. Hay muchas páginas en internet que se posicionan en contra de Kioto. Y una campaña, la de Norberg, que desde aquí apoyamos desde el principio, para que en la televisión pública pueda aparecer opiniones que van en contra de la doctrina oficial. Por lo de la libertad y todo eso.

Prohibir

La última palabra de moda en España. Prohibición a los conductores noveles a circular a unas horas determinadas, prohibición al derecho legítimo de adquisición de bienes inmuebles por el peligro de que te sea robada por el gobierno socialista, prohibición del ayuntamiento de Murcia a la adquisición de bebidas alcoholicas a partir de las 22 horas, prohibición, prohibición.......

''Políticos sectarios y capullos''

Hoy vuelve a escribir Juan Guillamón en las páginas del diario La Verdad. Su artículo: ''Saulo: ¿Por qué me persigues?'' es para no perderselo.

''Siento decirlo, de verdad, porque la ministra Narbona posee una calidad excepcional como política, pero lo cierto es que carece de la más mínima vergüenza, al menos en la exposición de sus datos, cuando explica las características de su nueva política en materia de aguas. Se autocalifica con recurrencia como la ministra que siempre toma decisiones prudentes. No tiene empacho en decir que en América (todos suponemos que se refiere a California) la desalinización está plenamente desarrollada. Y eso es mentira: ¿lo sabe ella o le conviene ignorarlo? El porcentaje de agua incorporada para el uso público en el estado californiano procedente de la desalinización es prácticamente despreciable, y en lo que respecta a los costes mantiene (la ministra) una postura verdaderamente original, muy alejada de la realidad conocida por todos aquellos que hayan tenido interés en conocerla. Créame el lector, porque los datos que a continuación expongo son absolutamente fiables: en California se han dado un plazo de seis años para la implantación de las desalinizadoras, a partir de 2005, reconociendo que el coste no bajará de 0,65-0,70e/m3, lo que requerirá unas subvenciones cercanas a 0,18 e/m3. En San Francisco, se ha proyectado una planta desalinizadora de agua de mar con capacidad para 35 hectómetros cúbicos/año con un coste unitario del agua desalada de 0,85 e/m3. En España, los ingenieros expertos en Desalinización consideran que llegar a un coste de 0,50e/m3 ya sería todo un éxito. Tenemos, por demás, los habitantes de la Cuenca del Segura la oportunidad de comprobar el rendimiento de las desalinizadoras de Alicante, San Pedro y Carboneras. Y, señora Narbona, las membranas habrán de cambiarse cada 5 años (el asunto del abastecimiento es cosa muy seria y merecedor de gran garantía). De nada vale el peregrinaje del señor Baltanás, con su recado de escribir compuesto de tiza y pizarra, ejerciendo el sagrado apostolado de la Nueva Cultura del Agua y proclamando precios increíbles para la santa desalinización, al modo de un Saulo de Tarso, caído del caballo poco después de 1995, deslumbrado por los conservacionistas más aguerridos y combativos, y haciendo caso omiso del genial Borrell: ''Baltanás, Baltanás, ¿por qué nos persigues?''. El cambio de opinión de este señor es de lo más impresionante que bajo el punto de vista técnico hemos tenido ocasión de observar en esta España democrática, suya pero también nuestra.

Procede, ¿qué lástima!, ponernos todos a trabajar en esta materia tan novedosa como es la Desalinización; no queda otro remedio pues nuestra normativa democrática a esto nos obliga, pero decir que esta curiosa alternativa es más barata, menos agresiva frente a la Naturaleza y de carácter más cohesivo, es algo inaceptable. Se ha de hacer porque se tiene que hacer y ésta es la única razón. Ahora bien, a la hora de la verdad ni una puñetera subvención para nadie (me refiero a los regadíos improductivos y subvencionados). A ver, entonces, quien quiere el agua (que lo escriba por carta Baltanás tanto a los Tripartitenses como a los Zapaterienses en general). Maldita sea la hora en que la política entró a saco en las cosas del agua para que esta fracción cada vez menos destilada de la sociedad (los políticos sectarios y capullos) pueda alcanzar sus espurios objetivos de ganar votos bajo la excusa, torcida y perversa, de transformar el país.

Que Dios los confunda a todos (y a mí me perdone, pecador pertinaz y tocapelotas).''

Juan Guillamón es decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos

¿A quién defiende Saura?

Publicado en Vegamediapress
Manolo Marín /Dice mi admirado Pablo Molina que una de las secuelas mas persistentes del sarampión marxista que arrastra la socialdemocracia, es su alergia al concepto de patria. Arrastrado por su demostrada afición a la genuflexión, el señor Saura sigue anteponiendo su posición dentro del partido en Madrid, a la defensa de los intereses de los ciudadanos de Murcia. La vuelta del verano y el consiguiente inicio del curso político nos trae mas de lo mismo. Mientras nos encontramos a los llamados barones socialistas con declaraciones que a veces ponen en aprietos a su líder político y desoyen las directrices que marcan desde Ferraz o desde la misma Gran Vía de Madrid -en un intento de ganarse la admiración de los que le han votado aunque caigan muchas veces en el populismo barato-, los murcianos nos tenemos que contentar con una marioneta política que Madrid maneja a su antojo.

Da igual que se hable de agua, de sanidad o de educación -deporte, por cierto, poco practicado por nuestros dirigentes políticos en general que prefieren los bolos de los estatutos, concesiones de televisión o las amenazas fascistoides a medios de comunicación-. El recaudador de impuestos que la izquierda lleva dentro sale a la superficie en cuánto se atisba el menor problema deficitario y el aparato de partido empieza a funcionar para que los camaradas se desparramen por la geografía nacional justificando lo injustificable.

Quizás para ganarse el afecto de quien le pudiera votar, debería haber incidido en la mejora de la gestión sanitaria. Pero es un tema delicado, pues al parecer no solo son los del partido popular los que tienen problemas de financiación, sino que todas las comunidades autónomas se ven con el agua hasta el cuello por un sistema sanitario caduco y continuamente violado por una inmigración que se le ha ido de las manos a los dos partidos. No es que solo se gestione mal, que a lo mejor es mejorable en el caso de Murcia, sino que el uso partidista de palabras como integración, solidaridad o alianza de civilizaciones al final tienen que ser pagadas con algo mas que sonrisas.

Por mucha solidaridad que nos quieran vender, no podemos soportar entre unos pocos las medicinas y el servicio sanitario de parientes y asimilados del mundo mundial que llegan por oleadas para que el magnífico y solidario sistema sanitario español le realice por la cara lo que en su país le costaría un riñón. Y perdón por el juego de palabras.

Lo que el señor Saura debería reclamar primero es el dinero que le corresponde a los murcianos por el incremento de la población y que el estado se sigue ahorrando al no realizar las transferencias por la totalidad que nos pertenece. Y lo segundo, buscar desde su palco privilegiado como delfín de Solbes medidas económicas para que no sea el de siempre, el ciudadano, el que cargue con los desmanes de los políticos, tanto de unos como de otros.

Jose Luis y su guitarra

En Periodistadigital escribe Javier Orrico al igual que en el diario La Opinión los domingos. Este párrafo está sacado de su último artículo: ''Jose Luis y su guitarra'', que no tiene desperdicio.

''Y, sobre todo, que al fin nos ha aclarado qué es ser de izquierdas, la nueva ortodoxia adaptable. Tampoco es que hiciera demasiada falta si nos hubiéramos detenido un segundo a mirar a Madrazo, pero ahora ya no hay dudas: el puritanismo más cínico para encubrir una subida de impuestos destinada a pagar las deudas de sus amiguitos, los de las riquezas blindadas y la igualdad asimétrica, los que tienen a los pobres del Carmelo hundidos y olvidados, los que acaban de fundar una nueva nación en internet con la ayuda del Gobierno español, los que quieren ver a los asesinos sueltos y a España derrotada. Como dice mi amigo Félix, en vez de subirles los impuestos a los bancos, las grandes empresas, las constructoras, los coches de ochocientos cilindros o las putas caras, va y nos los sube a los pringaos en el ducados. Puede que sigamos sin saber lo que somos, pero si esto es la izquierda, al menos ya sabemos lo que no somos. Y me voy a poner un whisky en este mismo momento. O los que hagan falta.''

Marx Superstar

Aquí teneis otro magnífico artículo de Pablo Molina en Libertaddigital. El que haya gente todavía que considere a Marx como un gran filósofo es para reflexionar un poco mas sobre la educación que se está recibiendo.

Por cierto. Siempre he aconsejado el diario La Razón por sus artículos de opinión, pero los miércoles va a ser la bomba, pues Pablo debuta con caballos en la edición murciana. De aquí a nada lo veremos confirmando la alternativa en Madrid. La cantera se mueve. Jaime Campmany puede descansar tranquilo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La SER sigue manipulando

<font size=3><big>La SER sigue manipulando</big></font> Primero pedir disculpas por el retraso, pero al estado cabrón le gusta sangrar al pequeño empresario en el mes de Julio.

Yo también fui testigo el pasado jueves de la supuesta agresión a la unidad móvil de la cadena SER. Quiero corroborar punto por punto la declaración de un testigo y que recoge El Semanal Digital. La foto de pésima calidad la hice con mi móvil. En ese momento la organización colocó a la unidad móvil entre tractores para que pudiera realizar su trabajo. Ni golpeos con banderas del PP, ni rotura de cristales... El testigo, según recoge la noticia del elsemanaldigital declara:

'la manifestación acababa de empezar, los tractores que la encabezaban se habían puesto en marcha y no quedaban ya unidades móviles de medios de comunicación en el lugar, salvo la de la Cadena SER'

'la unidad móvil de la emisora del Grupo PRISA se quedó dentro de la manifestación. Dentro del coche había dos personas y fuera, junto a él, se encontraba el conocido periodista Alberto Castillo'

'lo que motivó el mosqueo de algunos manifestantes fue que las pancartas no podían avanzar por culpa del coche de la unidad móvil y como el tema está caliente, la gente pensó que estaban boicoteando. ¿Qué pintaban allí?'

'se hizo el remolón, aunque finalmente le abrieron hueco hasta una calle lateral. En ese momento unas cuatro o cinco personas empezaron a increparle a través de los cristales con frases como: ¡Sinvergüenzas, a ver que contáis!, al tiempo que la mayoría de los manifestantes empezó a aplaudir'

'a Alberto Castillo, que se encontraba fuera del coche y con la alcachofa en la mano nadie le dijo absolutamente nada'

'Para mí, como otras veces, la SER necesitaba un titular para tapar la verdadera noticia, y en parte lo consiguió. Ocurrió algo parecido en la manifestación de la AVT de Madrid'
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres