Blogia
Murcialiberal

España

El frente

Anteayer me alegraba al ver que el general derrotado el pasado domingo en la batalla de las elecciones, daba un paso al frente para asumir el liderazgo que necesita todo ejército recién vencido y que quiera reconquistar pronto el poder. La oposición se tenía que hacer desde ese mismo instante y no había ni un minuto que perder, aunque hubiera que hacer sobre la marcha una autocrítica por parte de todos que les condujera a desentrañar las causas de la derrota. De ahí mi alegría, pues pensaba que era quien mejor podía analizar la situación y establecer las bases de la nueva cruzada que liberara a España del yugo de la estulticia a la que nos ha llevado el gobierno de ZP y a la que nos llevará, con toda seguridad, en la próxima legislatura.

Demasiados coroneles han estado al acecho del general desde hace tiempo, posicionándose en el lugar apropiado para, llegado el caso, caer sobre el derrotado. En mi opinión lo que hacía falta tras la reciente capitulación, era la unión de todos ellos para rearmar a la tropa y dar moral a unos batallones exhaustos que en esos momentos carecían totalmente de ella. Hasta ahí, de acuerdo. El general debía ponerse al frente de todos ellos para analizar la derrota, que si bien no había sido del todo humillante, sí había dolido entre las bases. Perfecto. Debían preguntarse, del mismo modo, tanto el general como el ejercito al completo, las causas de la misma, para establecer un debate con diferentes propuestas y someterlas a votación entre toda la tropa para legitimar el proceso. Pero el debate se ha obviado. La decisión del general ha sido poner el tejado antes de construir la casa. Se ha postulado él y aplica el ordeno y mando. Y es ahí donde viene el problema. Los coroneles no han tenido más remedio que hacer piña alrededor del general, tras el anuncio de éste de convocar un consejo, para que se le reafirme en el puesto. No cabe la opción que alguno de ellos con las ideas que considere oportunas se postule como sustituto de éste, puesto que la decisión ya está tomada; no existe la posibilidad real entre la tropa por decantarse por la continuidad del general o la sustitución por alguno de los coroneles que pueden derrocarle, porque ya está todo marcado. El mal seguirá abierto y las luchas internas por alzarse con el poder continuarán. No va a haber un debate serio, sino un ordeno y mando. Pero da igual, estamos hablando de ejércitos y aquí la democracia no tiene hueco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Rajoy se mantiene en el frente

baelecciones109.jpg

Me pongo de pie. No esperaba menos de él.

PAZ

(P)lataforma de (A)miguetes (Z)ubvencionados. Vía Sobre la Red 2.0


Debate sobre el estado de la tensión

Bermejo se acomoda

El ministro Bermejo, el que ha amerizado por sus patines en esta tierra sin agua, se ha buscado piso artistocrático y/u oficial en Madrid. Es para que tomen buena nota los murcianos, ya que pretende, como Javier Clemente con la selección de fúbol de Irán, dirigir nuestros designios en el Congreso desde una humilde choza en el centro de Madrid. Qué tío. El orgullo rojo de la izquierda radical que nos gobierna va a okupar la misma solución habitacional en la que pastó la no siempre valorada ministra Trujillo. Todo progre que se precie debe tener cierto gusto por la estética y la decoración, hacerla suya y proyectarla en cada rincón de su hábitat. No ha tenido más remedio que gastar 250.000 euros en la reforma de la misma tras el destrozo considerable que propinó a la humilde morada la ex-ministra ex-tremeña, que la dejó "en condiciones deficientes" (según nos cuenta El Mundo). Estos salvadores de los pobres saben hacer uso de su dinero de una manera muy particular, muy suya. Bermejo aporta, además, otro signo distintivo de los de su calaña: hundir y pisar, si hace falta para su divismo, hasta a sus correligionarios.

Rosa Díez

"Qué bien nos hubiera venido, desde siempre, que esa valiente vanguardia progresista, que se arriesga a apoyar a quien manda, hubiera asistido a los funerales de tantos guardias civiles, tantos policías, tantos concejales asesinados para que ellos puedan hoy vulgarizar el uso de la palabra PAZ desde Madrid y sin miedo –continúa–. Qué bien si se hubieran levantado en defensa de la alegría cuando lloramos a nuestros muertos, a los que han sido asesinados para defender las libertades de todos los ciudadanos españoles, entre otras las de ellos"

Los golpes de efecto

Mucho se está escribiendo (y se escribirá) sobre el golpe de efecto que ha dado Rajoy con la defenestración de las listas electorales de Gallardón. Y digo defenestración porque muchos lo daban como fijo en todas las quinielas. Estoy con el líder del PP tanto en el fondo como en la forma en este caso, aunque no lo esté en los tiempos que se ha marcado ¿o sí? Probablemente, y dada la forma de hacer política que se está imponiendo, sea algo beneficioso para su posible elección el próximo marzo; pero no podemos obviar que está entrando en el juego sucio de actuar a base de golpes de efecto para causar el mayor impacto posible en el electorado y a lo que tanto nos están acostumbrando en estos últimos años.

Durante este tiempo hemos visto a un Rajoy impávido e impertérrito ante todo lo que se urdía politicamente en su partido, en una actitud, creo, del todo deliberada. Ha esperado a última hora para anunciar los cabeza de lista por cada provincia y para dar un golpe de autoridad, jugándosela, a muy pocas fechas de los comicios: apartando al alcalde de Madrid de sus ansias sucesorias e introduciendo como número dos a Manuel Pizarro, por ejemplo. Si lo miramos bien, y siempre desde el punto de vista del impacto mediático, se está hablando estos días más del PP que en los últimos meses. Es una imagen de partido que se mueve, con su máximo dirigente asumiendo su papel de líder y como alguien que es capaz de tomar decisiones, para bien o para mal (algo que nos empezaba a exasperar a muchos por su inacción continuada).

Pienso que es como una forma de haber tomado el mando del pelotón a pocos kilómetros de la meta tras haber estado a rueda durante toda una subida de montaña, si uso el simil del ciclismo que tanto le gusta al gallego. Puede que le de resultado ante esta sociedad anestesiada y aborregada en la que vivimos, algo que visto el panorama me aportará algo de optimismo, para que negarlo. Pero eso no quita para que piense que la política, la de verdad, la de las ideas, la de los sacrificios para conseguir algo, la que mira a más largo plazo, se está muriendo...


Ora pro nobis

Por la verdad histórica

Escribe Pío Moa: "Creo que la llamada Ley de Memoria Histórica tiene la suficiente gravedad como para emprender acciones resueltas contra ella, extendiendo al máximo la información sobre algunas cuestiones clave de nuestro pasado. Es una labor de vasto alcance, en la que debemos participar todos los españoles amantes de la libertad." . Propone el siguiente manifiesto:

Diversos políticos, generalmente poco ilustrados, intentan imponer una determinada visión de nuestro pasado mediante la llamada Ley de Memoria Histórica. Este acto, por sí mismo, es contrario a la democracia y a la cultura.

Contra lo que pretende dicha ley, está hoy plenamente documentado el carácter antidemocrático del Frente Popular. Dicho Frente se compuso, de hecho o de derecho, de agrupaciones marxistas radicales, estalinistas, anarquistas, racistas sabinianas, golpistas republicanas y nacionalistas catalanas, todas ellas ajenas a cualquier programa de libertades políticas.

Asimismo está acreditado que los componentes de dicho Frente, ya antes de haberse constituido este de modo formal, organizaron el asalto a la república en octubre de 1934, con propósito textual de guerra civil, o colaboraron en dicho asalto, fracasando tras dejar 1.400 muertos en 26 provincias. Después, tras las anómalas elecciones de febrero de 1936, demolieron sistemáticamente la legalidad, la separación de poderes y el derecho a la propiedad y a la vida, creando un proceso revolucionario que culminó en el intento de asesinar a los líderes de la oposición y en el asesinato efectivo de uno de ellos. Esa destrucción de la legalidad republicana, y con ella de sus elementos democráticos, hundió las bases de la convivencia nacional y causó la guerra y las consiguientes atrocidades en los dos bandos.

La perversión ética y legal de la llamada Ley de Memoria Histórica se manifiesta en otro agravio intolerable a la sociedad, al presentar en un mismo plano, como "víctimas de la dictadura", a inocentes, cuyo paradigma podría ser Besteiro, y a los sádicos asesinos y ladrones de las checas, cuyo modelo podría ser García Atadell. Con esto la ley denigra a los inocentes y pretende que la sociedad recuerde y venere como mártires de la libertad a muchos de los peores criminales que ensombrecen nuestra historia. También presenta como campeones de la libertad a los comunistas que en los años 40 intentaron reavivar la guerra civil. Difícilmente cabe concebir injurias mayores a la ética, la memoria y la dignidad de nuestra sociedad actual.

La falsificación del pasado envenena el presente. Con toda evidencia nos hallamos ante un deliberado falseamiento de nuestra historia, agravado por la pretensión de imponerlo por ley, un abuso de poder que recuerda, inevitable y precisamente, a aquel infausto Frente Popular. La sociedad no puede aceptarlo sin envilecerse: los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetir lo peor de ella.

Para firmar el manifiesto, aquí

Propaganda

La imagen de Sarkozy bajando a las azafatas de su avión presidencial es para dejárselas a ZP encima de la mesilla de noche: por si reacciona, aunque hay determinados grupo de personas a las que es imposible hacerlas cambiar. Sarkozy tendrá sus virtudes y sus defectos pero al menos ejerce como presidente, algo que Z todavía no ha asimilado. Su labor no está consistiendo en gobernar a todos los españoles, ni siquiera, si me aprietan, a unos pocos. Su tarea principal es la de extender su propaganda como presidente del PSOE dejando su trabajo en la Moncloa como algo accesorio que tan solo le reporte los beneficios personales del poder. El PSOE lo primero y España después. El más claro ejemplo lo tenemos con las reacciones de Pepiño Blanco a la sentencia del 11-M. Este sujeto sigue en su empeño de no dejar pasar ni un principio goebbelsiano de propaganda. Estos principios, que se siguen utilizando como herramienta de comunicación según la Wikipedia, son las únicas armas políticas de estos individuos. A saber:

*-Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo. (Cordón Sanitario)

*-Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada. (La Cope, El Mundo, derecha extrema, PP,...)

*-Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan". (Sobran los ejemplos)

*-Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. (Mariano Rajoy y sus declaraciones sobre el cambio climático)

*-Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar. (Lo del esfuerzo mental se lo conoce, seguro)

*-Principio de orquestación.La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad." (PP=facha)

*-Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

*-Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias. (Creo que Narbona es una especialista en ésto)

*-Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

*-Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

*Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente de que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.

Creo, sinceramente, que no se han dejado ni uno sin aplicar.

Losantos y el Rey

Ya no se puede pedir la abdicación del Rey. Yo ya me la jugué hace un par de años, pero claro, no es lo mismo. No entienden, los que piden actuaciones judiciales contra Losantos y contra quién lo cobija, que la propiedad de una cadena de radio (los obispos en este caso, como todo el mundo sabe) deje a sus profesionales que expresen con libertad las ideas que le son propias. Y no lo entienden porque siempre se han visto forzados a opinar conforme a los intereses de quién le paga, no sabiendo realmente el significado de la palabra libertad porque nunca la han ejercido. No cejan en la presión, pues no hay cosa que más deseen que tapar la boca de una persona independiente. La libertad de expresión está más amenazada que nunca.

Para ellos es intolerable que alguien pida al Rey que confíe en el Príncipe los designios de España, porque para ellos es un ataque en toda regla a la Corona. Los desprecios a los símbolos de España, la quema de banderas, el fomento del descrédito de las instituciones con el único fin de perpetuarse en el poder, el apoyo a terroristas callejeros con su calculada inacción para controlarlos, sí que forma parte del juego de la "democracia" en España.

Federico no ha dicho en ningún momento que salgan por Cartagena, algo que si hubiera hecho tampoco sería para quemarlo en la hoguera, pues creo que está en su derecho. El locutor de radio se ha limitado a expresar que, por el bien de la monarquía y de la estabilidad de España, el monarca Juan Carlos I pase a un segundo plano y vigile desde el yate, con la respetabilidad, el poder y la influencia que se ha ido ganando con el paso de los años, la diligencia de su hijo para reinar España. Si espera a su deceso conseguirá que no estando él se coman al chiquillo.

La progresía, la que más está haciendo por cargarse la monarquía desde fuera -sin contar con el apoyo que la misma les aporta cada día desde dentro-, están machacando a Federico Jiménez Losantos por ser libre y opinar. Estalinismo en estado puro, vamos. En esta ocasión se ha tenido que retractar ante las numerosas presiones recibidas. Un error que a la larga animará a los demagogos a seguir insistiendo en acallar su voz.

Actualización
Acabo de leer el artículo de Jesús Cacho en El Confidencial. Es lo que yo más o menos quería exponer, pero bien dicho.

La globalización sigue siendo buena

Sigo insistiendo y otra vez enlazo el vídeo de Johan Norberg. La globalización y el desarrollo están reduciendo la probreza. Como se indica en la noticia de Libertaddigital: "...la pobreza es un problema que está remitiendo en el mundo. No en todo el planeta, eso sí. Sólo los países que han optado por el libre comercio y el capitalismo están arrancando a enormes masas de gentes de la pobreza. Los orillados de la globalización se quedan al margen de este círculo virtuoso. Lo que está mal repartido no es la riqueza, sino el capitalismo."

Claro, que cuando ves la noticia publicada el pasado mes de septiembre, donde España ha perdido 16 puestos en el ránking mundial de libertad económica, se te acentúa el tembleque. La crisis la tenemos encima y no sólo en la construcción. El consumo se está reduciendo y si no me creen, atentos a los índices económicos de los próximos meses. Tengo la suerte o la desgracia de pertenecer a un sector industrial destinado básicamente al ocio, el que supuestamente antes da la cara en estas situaciones. El consumo, tras el verano, se ha parado. Me podrán argumentar que es algo sectorial o incluso de una incidencia geográfica limitada. Pero puedo apostar que no es así. También apuntarán a la globilidad de la crisis, argumento al que se acogerán los débiles y aquellos que quieran justisticar lo injustificable. Ante una economía tan intervenida, las decisiones gubernamentales son más importantes de lo que parecen. Al tiempo...


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

12 de Octubre. Fiesta Nacional de España

12 de Octubre. Fiesta Nacional de España

Zapatero está nervioso

Zapatero está nervioso

Como siga así nos subvenciona los viajes al espacio junto al fulano de Virgin y al lotero de Sort. No entiendo de estrategias políticas, pero si veo que ha empezado demasiado pronto a sacar de su chistera, o más bien de su bombín al estilo Coll -que éste era más de los suyos-, promesas electorales para comprar voluntades y arrimarse el ascua a su sardina. Para seguir manteniendo la ilusión en la demagogia deberá seguir in crescendo hasta el día de las elecciones, incluso guardándose alguna propuesta importante para lanzarla en plena campaña electoral, que de ésto sabe mucho. Pero como yo no tengo ni pajolera idea, puede que algún gurú le haya marcado la estrategia de envidar desde el principio del curso y amarrar la iniciativa política, mientras que la insoportable levedad de Rajoy y su equipazo de programadores electorales sigue discerniendo. Quizá tenga encuestas pésimas sobre su imagen política tras el verano nefasto que nos ha ofrecido, o sentía celos mediáticos de Gallardón, Rato y Rajoy, que empezaban a acaparar demasiadas portadas. Vete tú a saber. Lo que si sabemos es que, arrastrando como en el julepe, a tocado a rebato a todos sus correligionarios para lanzarse al chantaje emocional en "positivo".

Orel, que ya nos avisaba antes de la guerra del fútbol de los palos que de vez en cuando le iba lanzando El País al experto en basket, nos dispara hoy con su espingarda: "El titular de los sulfurados editorialistas de El País "Copia de alquiler" en plan acusica nos informa de que Zapatero es un mal trilero que nos está engañando con una medida campanuda que ya está en vigor". Yo, en un gesto de compasión infinita al mirar por sus intereses, le aconsejaría adelantar las elecciones lo antes posible. La crisis económica no hay quien la pare, el grupo Prisa se mosquea cada día más por los cuernos que le ha puesto con sus amiguitos de Mediapro, la sensación de gafe sigue subiendo como la espuma, su imagen exterior paupérrima o inexistente, las tensiones de sus ministros cada vez mayores y que no han estallado ya sino fuera por la debilidad moral de tipos como Solbes. Y así hasta un largo etcétera. Todo ésto se va enquistando y hay un momento en el que las sensaciones se hacen testarudas y no hay manera de darles la vuelta. Cuanto más tarde en convocar las elecciones, peor para él; pero no hay que olvidar que nos encontramos ante un optimista barato.

A la Narbona le va la marcha

A la Narbona le va la marcha

Hay quién le gusta joder por joder la llaman ninfómanas, pero no sería un término justo para apelar a la ministra, que yo sepa. Hay otra clase de jodienda que nada tiene que ver con el furor uterino y aquí oposita. Le va la marcha y anuncia un trasvase desde el Ebro a Cantabria. Con la que está cayendo aunque no llueva. Tuvo conocimiento de la que se iba a liar por estos lares en el mismo momento que fue informada de la necesidad de llevar a cabo esta infraestructura. Y esbozó una sonrisa, apuesto por Burgos. Hay gente mala por naturaleza y las hay circustanciales. No sé si el iluminado al ponerla al frente de la gestora madrileña la ha encuadrado en el segundo grupo.

Dicen los que saben que se han politizado los trasvases. Hay unos que valen y otros que no. El que va para Cantabria es el enésimo y no es nuevo. Los están proyectando e incluso construyendo. Todo depende de quién reciba el maná hídrico para estar a favor o en contra. Si digo que hay un complot para que Valencia y Murcia no prosperen, me llamarán conspiranoico. Ahora está muy de moda apellidar de esta manera al primero que estornuda. Queda más español lo de la envidia. Pero tengo que recordarles a los practicantes del deporte nacional que lo tienen difícil. No hay quién nos pare a pesar de las trabas que ponen algunos. Debo ser un rara avis que todavía confía en la capacidad de los murcianos para soportar los nubarrones que comienzan a sobrevolar nuestras cabezas.

Cristina pronosticó un verano apocalíptico y ha hecho buenas a las videntes televisivas. No sabemos si su método de trabajo se apoya en la futurología, en informes técnicos o no tiene. El rojerío murciano se encuentra callado y quien calla otorga ¿Habrá alguien capaz de elevar su tono de voz?

Zetapaña. Naciones para todos

Zetapaña. Naciones para todos

Zetapaña es la consecuencia, no la causa, de la pérdida de identidad como nación de España a través de la llamada democracia en la que vivimos. Javier Orrico la ha sufrido en primera persona, ya sea desde su magisterio en las aulas o desde la primera línea informativa del añorado Diario 16. Los pequeños desmanes de los políticos, que sumados uno a uno explican los grandes desastres históricos, se quedan olvidados, demasiadas veces, en los grandes volúmenes de las hemerotecas. Una buena manera de recordarlos es a través de la publicación en un libro con los artículos periodísticos escritos durante una etapa determinada. Y ésto es, precisamente, lo que nos presenta en Zetapaña. Naciones para todos. Un compendio de sus artículos donde nos muestra la deriva de una nación hacia su fin como tal. Una destrucción que lleva a la privación de la libertad, porque sin nación no la hay, y que tanto costó conseguir. Sobre todo por aquellos que estuvieron enfrente de la dictadura -no con ella, ya que son ahora mismo los mayores pijoprogres-, en las calles, en las universidades, en sus responsabilidades diarias y que afrontaron la llegada de la democracia como una oportunidad histórica para que España volviera a ser una nación moderna y próspera en occidente. Pérfida ilusión. Ellos, como Orrico, que vivieron la Barcelona de los setenta, que estuvieron en los primeros años sin dictadura, los intelectuales que, como a Unamuno, les duele España, son los que barruntaron la capacidad de destrucción de un iluminado al poner en marcha el mecanismo que durante estos años han estado construyendo los Puyoles, "Escabetxes" y los envilecidos de la izquierda y de la derecha, que han sido cómplices de todo este entramado liberticida. Y todo por mantenerse unos años mas en el gobierno de turno para paladear las mieles del poder, mientras España se iba cuarteando.

España siempre como protagonista de los ataques sufridos por aquellos que no les interesa que exista. España como verdadero actor principal de este libro, que escrito con un lenguaje directo, sin ambages, nos va sumergiendo en un óptica que actualmente pocos alcanzan a ver. Zapatero no es mas que la marioneta, el cristobica de los tejemanejes nacionalistas, de los masones, de los nuevos progres y de los reinstauradores de lo peor de la II República (valga la redundancia). Todo ello con la connivencia de los llamados socialistas honrados de toda la nación, que con su silencio y su renuncia a España, está siendo cómplice del desastre. Tan solo con una excepción. Y son aquellos que han sufrido en sus carnes la barbarie terrorista. Los extrañados y apartados por ZP por considerarlos un estorbo para su carrera hacia la nada. Y a ellos, a las víctimas del terrorismo, sean del color que sean, va dedicado el libro que prologa Horacio Vázquez-Rial. El de Caravaca, que siempre tiene a su tierra en mente, deja una puerta abierta a la esperanza con ellos. Su admiración es infinita y en su rebelión cívica deposita todo su anhelo para que la España que una vez soñó, no se vea truncada definitivamente por el patán de León y sus correligionarios.

Libro necesario para el tedioso verano. Un regalo para aquellos que todavía creen en la libertad y en España. Ironía en estado puro para desentrañar su deriva suicida.

ZETAPAÑA. NACIONES PARA TODOS. Sekotia (Madrid), 2007, 230 páginas.

Javier Orrico en Info TV

Javier Orrico en Info TV

Esta noche a las 21:30 horas estará Javier Orrico en el programa de Angel Montiel "El Gran Regional" para presentar su último libro: "ZETAPAÑA. Naciones para todos". El libro estará a nuestra disposición el próximo lunes en Diego Marín/González Palencia y en El Corte Inglés con toda seguridad. Si hay alguien en Murcia que habla con claridad, no es otro que Javier Orrico. El nuevo virus zapateril de frases grandilocuentes, de pomposidad argumental, de solemnidad en las construcciones, no le ha infectado todavía. Seguro que vamos a pasar un buen rato, al igual que al leer su libro. Lo podemos comprobar todos los domingos en La Opinión y en la bitácora que mantiene en Periodista Digital. Así que, se esté o no de acuerdo con él, no hay que perdérselo. Promete.

Todo está pactado

Mientras que los sesudos analistas se encuentran dándole jabón a ZP y a Rajoy por haber retomado el diálogo, el consenso y la cursilería esa que llaman "normalidad institucional", yo me encuentro mas deprimido que ayer pero menos que mañana, supongo. Nos estamos jugando demasiadas cosas y vemos como los líderes de los dos partidos mayoritarios se dedican mas a atender sus propias estrategias para salir elegidos en la próximas elecciones, que a luchar por la unidad de España, por las víctimas del terrorismo o por la auténtica derrota de la ETA. Mientras unos miran a corto plazo, otros lo hacen a largo. Y así nos crece el pelo, aunque a algunos mas que a otros. Nunca me ha gustado jugar a futurólogo, ni lanzarme a la piscina sin tener más datos que los que nos proporcionan los periódicos cada día, que mucho nos engañan o nos confunden en la mayoría de casos. Pero en esta ocación lo veo mas o menos claro.

Se ha cumplido una primera etapa en este proceso que llaman de paz. Ahora toca un "stand by", un "estate quieto nene", que el próximo Marzo u Octubre hay elecciones generales y todo ésto se puede ir al garete. Todo está mas estudiado de lo que parece. La primera condición para seguir con el proceso era que ANV estuviera en las instituciones. La pasta por delante, chato, que sin el parné no podemos seguir. Por eso no esperen que muevan ni un solo dedo, ni tan siquiera por intentarlo, para que los de ANV tomen posesión de su escaño como concejales. Todo lo demás es farfolla. Material para entretener al personal. Claro, que a cambio de este esfuerzo, de esta bajada de pantalones ante los etarras, debe de haber una contrapartida. Y esa no es otra que una vuelta a las andadas por parte de los asesinos para que el PSOE pueda afrontar las próximas elecciones generales con garantías. Para presentarse como luchador incansable contra estos asesinos de mierda. Lo de Otegui y De Juana en la cárcel como peones sacrificados para la consecución de los objetivos, es mera fachada. Todo sea por la causa. Si esto no estuviera pactado se hubiera armado la marimorena con los "chicos de la gasolina", por ejemplo. Un simple autobús, es poco bagaje para esos cabrones.

La segunda etapa del desmembramiento de España y la consiguiente consecución de la paaaaaz por parte de ZP, vendrá tras las elecciones. Ahora toca poner toda la carne en el asador para ello. Todas las fanfarrias mediáticas, columnistas de medio pelo y opinadores varios, a galeras a remar por si viene la derechona, otra vez. Y mientras tanto Rajoy, en el limbo de lo políticamente correcto. Siempre con la calculadora en la mano para arañar un voto que a lo mejor se le vuelve en contra. Disparando con el empeine y siempre dando en el palo. Qué bien ha jugado este muchacho. Ha disparado a meta doscientas veces, pero mire usted por donde que no ha metido ni una. Quizás haya mas gente de la que se imaginan los gurús políticos que necesitan un líder que diga las cosas claras, que no se quede a medio recorrido, que sea quién tenga cogido a ZP por lo vagones y no la ETA. El problema, me dirá otro, reside en que los vagones fueron destruidos y no hay pruebas. Puede ser otra posibilidad. Pero para tener a otro solemne me quedo con el original. No para estar en el gobierno, claro está, sino como paradigma del gobernante necio que nunca debió acceder a representar a nadie. He dicho.

A ETA se le vence, no se la convence

foroermua2Tiene razón Cayo cuando reclama mi presencia en esta bitácora un tanto olvidada desde hace unos días. A parte de la realidad del cierre de año en la que nos vemos sumergidos estos días aquellos que tenemos el apasionante trabajo de rodearnos de balances de comprobación, de situación y de cuentas de pérdidas y ganancias, estaba en un proceso bastante bajo de moral ante la situación política que estábamos viviendo. Y lo estaba porque a pesar de haberse demostrado todo aquello que hemos mantenido muchos durante el mal llamado proceso de paz, es decir, que no se negocia nada con quien todavía empuña las pistolas, que hay que aprender de los errores que te ha ido escribiendo la historia, que la unidad tiene que ser para derrotar al terrorismo y no para escuchar al que ha dado sobradas muestras de que no quiere escuchar, que los que han roto un pacto y han cambiado son los mismos que quieren hacernos creer a todos que el botarate es un hombre de paz por encima de intereses electorales; a pesar de todo esto y de todo lo escrito por muchos que estamos viendo la deriva que están tomando los acontecimientos, no se hacía palpable en la sociedad española que seguía enganchada a la tele chabacana y al aperitivo y salidas de fin de semana. ¿Qué mas tenía que ocurrir para que los españoles dieran un bote del sillón, y al menos protestaran por lo que está ocurriendo?

La manifestación del sábado ha cambiado mi visión de ver las cosas, y al menos, me ha dado nuevos bríos para seguir escribiendo y apoyando activamente cualquier campaña que evite la victoria moral de la progresía mas vil e intelectualmente mas baja que ha padecido España en toda su historia. A parte de todo lo comentado de la manifestación del pasado sábado, destacar el trabajo de muchos murcianos que en silencio, y siguiendo tan solo lo que su conciencia les dicta, han realizado estos días con la contratación de autobuses o con la movilización de su entorno. Una labor impagable y poco reconocida por la gran mayoría que sigue impasible el discurrir de los acontecimientos.

José Luis "Calígula" Zapatero y sus pretorianos

José Luis "Calígula" Zapatero y sus pretorianos

Tiene el físico y las maneras, pero sobreactua como los malos titiriteros. He visto la comparecencia que ha hecho ante los medios desde la terminal bombardeada por los etarras y he visto a Cayo César casi dos milenios después, pero como he dicho, un tanto sobreactuado. El otro día me fijé en la sonrisa de Moraleda tras bajar "Calígula" Zapatero del atril de la sala de prensa de la Moncloa y todavía sigo sin averiguar de qué coño se reía. Este asesor en comunicación debería rebajarle el tono de los ojos y dulcificarle la tensión de sus manos; debería eliminar tantas pausas artificiales y levantarle un poco el flequillo, porque da una sensación de tirano romano que no puede con ella; debería decirle que enfatizar al final de cada frase con un tonillo un tanto raro no le hace ser mas convincente; todo eso debería en vez de reirse tanto. La credibilidad de su jefe Zapatero, que se derrite como la cera a pasos agigantados, ya no resiste tanta solemnidad artificial con la que envuelve sus discursos.

Iba a escribir que me sorprendía el seguidismo absoluto de los escribas progres a cualquier actuación del gobierno o viceversa, pero me he arrepentido enseguida porque esta izquierda falaz con la que malvivimos tiene mi capacidad de sorpresa hecha unos zorros. Recuerdo, en los últimos años de Aznar en el poder, sobretodo el último, las críticas duras que recibía éste por los que ahora mismo son catalogados como de extrema derecha, talibanes de sacristía, o cualquier otro adjetivo descalificativo que usa la progresía cuando son incapaces de sumar argumentos. La boda, su falta de reflejos en el Prestige, la división de opiniones con la guerra de Irak, etc..., eran motivo de debate en los medios libres, opinando y editorializando cada uno según su criterio. Ahora mismo, con "Calígula" Zapatero en el poder, no veo a ningún gurú de izquierdas agitando una bandera de crítica a su presidente por accidente y a su actuación pasiva y desastrosa con los asesinos de ETA. Se les llena la boca de libertad para luego vomitarla. Su cobardía por no ser nadie a los ojos de la commitern les lleva, en muchos casos, a ser incapaces de reconocer en público lo que critican asiduamente en privado. Y es que, como está pasando estos días, no discrepan de lo que se le está reprochando a "Calígula" Zapatero desde casi todos los lados, sino que acobardados, escriben con la boca pequeña, y como ejemplo, que se está hablando mas del gobierno que de los etarras, desviando las culpas siempre al otro lado, cuando el que gobierna, y como diría Perogrullo, es el que gobierna.

¿Osará en estos días algún escriba progre a realizar una ínfima crítica a "Calígula" Zapatero?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El presidente bobo

El epílogo del 2006, que han escrito a modo de obra de teatro macabra los hijos de puta de siempre, ha dibujado con trazo grueso las debilidades infames de cada uno de los líderes políticos de los partidos mayoritarios de España. Uno por ser extremada y neciamente candoroso, es decir por bobo (no solemne, ya que su solemnidad fue derrotada hace tiempo por su manera fatua de ver las cosas, no engañando ya a nadie); el otro, por inacción, al no liderar el sentimiento de una gran mayoría de españoles al quedarse a la luz de una queimada en su tierra querida, mientras la actividad política, que no conoce fechas señaladas, se encontraba enterrada por miles de kilos de hormigón armado en la capital de España. El que considere a estas alturas, y por desgracia, que la batalla política tan solo se puede ganar con el arma de las ideas dejando al margen la imagen y el llamado marketing, le espera una dura travesía por el desierto de la oposición.

Pero sería injusto para quien no gobierna que fuera el centro de atención y la diana de las críticas en estos días en los que se ha confirmado, lo que muchos ya sabíamos desde hace tiempo: que los españoles nos encontramos en manos de alguien que es capaz de arrodillarse ante unos asesinos sin escrúpulos, ya que le ha servido en bandeja la iniciativa política que va acompañada por el chantaje de las pistolas y los coches bomba. Y eso es algo que lo saben todos, desde muchos socialistas que asisten perplejos y a su vez impávidos a los desmanes de su líder, hasta "los niños de la gasolina" que se encuentran engrandecidos y legitimados por la pasividad de los resortes del estado que dependen del gobierno socialista cuasi español. Por desgracia, muchos nos imaginamos los motivos de tal genuflexión porque en la razón no cogen demasiadas conjeturas. Zapatero, a pesar de su dificultad para ver la realidad, debiera aprender tan solo una cosa tras el brutal atentado de ETA, y es que el tiempo, ese juez inexorable que da siempre la razón (García, dixit), sigue poniendo a cada uno en su sitio per sécula seculorum, y para eso no hay Pepiños, ni Rubalcabas capaces de arreglarlo.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres