Blogia
Murcialiberal

Liberalizar el taxi

Publicado en www.vegamediapress.com



Manolo Marin/ Se ha producido un interesante debate en los medios durante esta semana , debido a un estudio encargado por la concejalía de urbanismo del ayuntamiento de Murcia. Este estudio recogía la necesidad de ampliación en número de las licencias de taxi en el municipio. Este estudio, que se supone remunerado, viene motivado por la falta de valor político de los gobernantes murcianos a la hora de tomar decisiones, pues de lo que no cabe duda es la falta de taxis que todos padecemos y de su excesivo coste, si tenemos la suerte de coger alguno. El ayuntamiento, que también se frota las manos cuando empieza a hablar de ampliación de licencias, podría dado el caso, encargar al alimón otro para ver si el número de bares es lo suficientemente amplio para atender la demanda de los ciudadanos. Estamos un poco hartos de presentaciones de informes sin que nadie, como en el plan hidrológico, tome decisiones a tiempo.

El chollo de las licencias, de las que se benefician unos pocos, no es otra cosa que una simple regulación que castiga a los consumidores y beneficia a los monopolistas, convirtiendo su mercado en un coto inexpugnable para nuevos competidores. El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) en sus sucesivos informes refleja los beneficios, ya demostrados, que trae la liberalización de los regímenes de monopolio existentes en diferentes sectores públicos. El mentar esto en el sector del taxi es como nombrar la bicha. Los informes que usa esta especie de mafia para defenderse de las teorías que defienden la liberalización del sector, hablan siempre de desregulación en vez de liberalización, en un acto de la mas vil manipulación, pues es el propio TDC el que marca que la liberalización no tiene por que llevar a la desregulación, es decir, que estamos hablando de cosas distintas.

Una liberalización con la regulación necesaria en relación al cumplimiento de diferentes normas de calidad, de servicio, de respeto por los derechos fundamentales de los trabajadores y de cualquier otra medida que a la larga defienda al consumidor, traería consigo un mercado en abierta competencia que ayudaría a bajar los precios, a incrementar los servicios prestados, a un mejor trato al cliente y a una mayor preocupación por seguir vivo en un mercado que despierta un pánico terrible a los actuales poseedores de licencias de taxi. Este tribunal en dicho informe también desmonta otras ideas preconcebidas y recuerda que la competencia combate los privilegios injustificados, incrementa los salarios reales, facilita la aplicación de mecanismo de solidaridad, favorece la creación de empleo y contribuye al mantenimiento del gasto público social.

Los ayuntamientos de la región y sobre todo aquellos que disfrutan de una mayoría holgada de votantes que confían en la ley de la oferta y de la demanda, tienen la oportunidad de ser pioneros en algo y de velar, aunque sea una vez, por el conjunto de sus ciudadanos, liberalizando un sector que en otras capitales europeas, como por ejemplo en Dublín o en Londres, ya han experimentado con un excelente resultado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres